11/6/07

Suicidios ejemplares (III): Rosa Schwarzer vuelve a la vida, de E. Vila-Matas


Schwarzer fürst (El príncipe negro) y Monsieur Perlenschwein (El señor Perlacerdo), de Paul Klee, acechan a Rosa Schwarzer, (¿Rosa Negra?)

(Esperad... No os perdáis en esos ojos blancos, no escuchéis el seductor Tam-Tam...)

(Quizás, sí, porque lo que me angustia es la posibilidad de no estar entendiendo los relatos de Vila-Matas... entenderlos como lector, sí; no entenderlos como comentarista es lo que me agobia)
(Dice el autor en el prólogo: "Y eso me lleva a pensar en Pessoa ("Viajar, perder países") y a parafrasearlo: Viajar, perder suicidios, perderlos todos. Viajar hasta que se agoten las nobles opciones de muerte que existen"; y eso me hace pensar en que no leemos relatos sobre suicidas, sobre potenciales suicidas, sino una geografía del suicidio, que cada relato es un viaje a un recóndito lugar en la mente de un suicida, pero también un paseo por el entorno que le rodea: El viento de Lisboa, Villa Nemo en San Anfiero de Granzara (esté donde esté el lugar), Düsseldorf... ya veremos donde nos lleva el viaje que propone Vila-Matas)
(Y de la muerte como un viaje: Rosa
Schwarzer entra en el cuadro de Klee y viaja a África, a lo más primitivo del ser humano, donde debe respirar "el humo azul ardiente del país de los suicidas", sin embargo, finalmente Rosa acepta "la grisalla de su vida, y se encuentra bien", la mediocridad de la "realidad", de la vida)
(Suicida en el país de los suicidas)
(
... quizás continuará)

Previos:
Muerte por saudade
En busca de la pareja eléctrica

12 comentarios:

Javier dijo...

y qué me dices de el Senecio?

Portnoy dijo...

... y el Rosengarten
:-)

Rosa Schwarzer dijo...

Puede que esos cuentos no sean comentarios sobre el suicidio, sino viajes mentales al fondo de diferentes manifestaciones de la idea de suicidio. Y lo digo con prudencia, nunca se sabe.

Rosa Schwartzer.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con doña Rosa. En este asunto Vila-Matas es cioranesco, o ¡Cioran-Ionesco!

Jdniro dijo...

Muy bueno este espacio. Me alegra haberlo encontrado; la casualidad es un arma poderosa...

Por cierto, lejos de querer hacer publicidad gratuita, os dejo, para aquellos que os pueda interesar, un enlace a mi foro de literatura, donde llevamos a cabo un concurso semanal de relato corto, entre otras actividades literarias.

El rincón de Sherezade

Frank Báez dijo...

A mí me acuerda mucho a Alejandra Pizarnik y si no recuerdo mal, creo que hay varias referencias de los textos de la Pizarnik en el mismo cuento de Vila - Matas. Sobre todo en un poema en prosa de la "Extracción de la Piedra de la Locura" en que la poeta dice que quiere vivir dentro de un cuadro con un muchacho florentino o algo así.

vidi dijo...

Levanta ternura Rosa, ¿para que meterse en esos berenjenales sofisticados? Se conforma con la vida que le ha tocado, gris y triste y estúpidamente vulgar. Rosa ya ha elegido su suicidio particular, la vida que es un suicidio constante.

Portnoy dijo...

Anotada la relación con Pizarnik.
Tengo la impresión de que hay muchas referencia que, al menos a mí, se me escapan. Y me preocupa quedar como un idiota que finalmente no entiende el sentido de los relatos. Pero también entiendo que las referencias de las que se sirve el autor son importantes, pero intrascendentes para el lector siempre que el relato trascienda a esas referencias. Vila-Matas lo consigue sin dificultad.
Ahora bien, como exploradores de los relatos quisiéramos saber todo lo que concierne al relato. Como no es posible, especulamos.
racias por especular conmigo, gracias por vuestros comentarios.
:)

Rosa Schwarzer dijo...

Conozco bien a Vila-Matas y les puedo asegurar que en la época en que escribió Suicidios Ejemplares, no había oído ni hablar de Alejandra Pizarnik. Si hay alguna referencia poetíca evidente ahí es Silvia Plath, cuyo suicidio metiendo la cabeza en el horno es evocado en el cuento que protagonizo.

Rosa Schwarzer.

Portnoy dijo...

Bien, Silvia Plath... como personaje de Vila-Matas Rosa Schwarzer es digna de todo crédito.
:-)
Un saludo

Javier Moreno dijo...

Yo de usted dudaría de todo lo que diga Rosa. Los suicidas no se distinguen precisamente por su salud mental.

hbassuki dijo...

Yo solo quiero comentar que, Javier Moreno me ha hecho el dia con su ultimo comentario.. Portnoy andate con cuidado, los suicidas no se distinguen por su salud mental, pero si por sus momentos de lucidez. Excelente entrada.