7/2/09

Lost Higway y la fuga psicogénica



(Inciso: La fotografía pertenece a un libro que creo que se llama Lynch por Lynch, o así. Como tengo un presupuesto reducido le estuve dando un vistazo en el FNAC y acabé robando la instantánea)


Fuga psicogénica puede ser un concepto anotado a posteriori, aunque tenido en cuenta desde el principio, para complacer a todos aquellos que precisan explicaciones. El término psiquiátrico justifica el tránsito de Fred a Pete en la película y tranquiliza a los espectadores que buscan por todas partes coherencia narrativa.

Y aunque toda explicación busca en el fondo la coherencia que impida que nuestra mente sea absorbida por un agujero negro, prefiero mi descabellada teoría sobre la lucha de narradores





P.S.: Lo más interesante de la nota de Lynch es la capacidad de algunas personas para continuar su vida después de una acción moralmente deplorable. La fuga psicogénica es una excusa. Para eso sirve la psicología, ¿no?, para librarnos de nuestras culpas.

9 comentarios:

Rafael I. Llodrá-Llopis avec La Perse dijo...

Personalmente, nunca se me ocurrió tratar de buscar algo remotamente parecido a una "explicación" de algo como Lost Highway. Es más, me defraudaría que la tuviese. Que se le pudiese impostar una, ya saben a qué me refiero. Lo cual no quita que cualquier intento de hacerlo pueda ser interesante por sí mismo. Pero por sí mismo, independientemente de la película.

Doug dijo...

He pensado en la posibilidad de que la explicación de Lost Highway o hasta de Inland Empire caiga dentro de los terrenos del psicoanálisis. Si así fuera ello demostraría que las descabelladas teorías psiconaláticias no tienen por qué arruinar una obra (especialmente en el caso de Lost Highway o Mullholand Drive, un caramelo).Es precisamente una de las cosas que hacen a Inland Empire un poco insoportable, en mi opinión, que el mago de las atmósferas se gaste en explorar esas teorías, a veces resulta en tremendas masturbaciones mentales. Pero a cada cual lo suyo, Lynch es Lynch.

Saludos.

Juan dijo...

algo parecido a lo q le pasa al protagonista de "el maquinista" y "memento", aunke lo d ememento es un poco mas complejo y elaborado pero va poor ahi la vaina
parece q cristopher nolan está muy interesado en el tema

en cuanto a lost higway debes recordar aquello de "prefiero recordar las cosas a mi manera y no como ocurrieron" (o algo asi) para mi podría ser una historia contada en primera persona por un esquizofrénico confrontada con lo que ocurrió realmente, no creo mucho en los simbolismos, asi que tu teoria de la "confrontación de narradores" no necesariamente excluye lo de la fuga psicogénica

gracias por el post, tenia tieeeeempo q no leia nada interesante en un blog

salu2

Juan dijo...

por cierto aunque no soy psiquiatra ni nada de eso creo q el perfil de OJ Simpson se acerca mas a la definición de psicópata que resumidamente es alguien que no siente remordimiento ni culpa por sus actos aún siendo conciente de la gravedad de los mismos, si te interesa el tema te recomiendo que leas este artículo "the unburdened mind" por aqui:

http://www.damninteresting.com/?p=936

(incluso tienen un test para conocer tu tendencia psicópata, no es nada personal contra ti pero deberías hacerlo, muchos psicópatas no son concientes de su "estado mental" jejejjeje)
salu2 again

escorts dijo...

en carreteras perdidas parece que vende su alma al diablo, no?

Inga dijo...

Y según dicen, la fuga psicogénica concluye en esa escena que podría interpretarse como la muerte de Fred en la silla eléctrica en la dimensión "real" del personaje. No sé si valdrá la pena o no buscar este tipo de explicaciones, pero a mi me resultan interesantes.

Portnoy dijo...

Mientras suena Bowie, I'm deranged, ¿no, Inga?
Debo pediros disculpas por no haber contestado vuestros comentarios. De todas formas quería deciros que pienso que Lynch intuye que sus películas van a ser interpretadas a través del psicoanálisis, así que todo puede ser una pista falsa... en realidad creo que lo de la fuga psicogénica no es más que una excusa, un motivo fílmico, que lo que importa verdaderamente es la extrañeza ante la narración cinematográfica no-clásica en la que las imágenes tienen una fuerza inusual. Lo importante en Lynch es la atmósfera no lo que la historia significa.
Un saludo y gracias por vuestros comentarios.

Uno Que Pasaba Y Se Quedó dijo...

Absolutamente de acuerdo con lo de la fuga psicogénica.

Para mí "Carretera perdida" siempre fue eso: la alucinación (me faltaba emplear la expresión justa que tú traes a colación) de un tipo frustrado que, para colmo de males, se había cargado a su mujer. En esa alucinación proyectaba sus deseos; pero incluso en el mundo irreal levantado por su mente, las cosas le salían mal y no podía obtener satisfacción. Algo mismo pasa con "Mulholand Drive".

Yo me resisto a creer que Lynch no desarrolle relatos coherentes en sus películas (hay muchos ensayos sobre su cine y muchas declaraciones del propio director que confirman mi sospecha). Lo que ocurre es que el tío echa mano de una lógica "perviertida", la que es propia de las pesadilas o de los sueños, algo ajeno a las convenciones dramáticas.

Habría que inventar un nuevo tipo de película en su honor: la película-pesadilla.

Gran blog.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, el libro de la foto se llama "Atrapa el pez dorado (Meditación, conciencia y creatividad)", un libro de pequeños textos de Lynch sobre sus formas de inspiración y creación.
Un saludo.