25/7/09

Guía de La broma infinita, de David Foster Wallace (II)

Nº 2, 244 págs.

Cuando en la novela hablan sobre medicamentos o sustancias adictivas entro en una especie de estado cataléptico del que me recupero con esfuerzo. Como si las páginas de La broma infinita estuviesen impregnadas y la mezcla…
Tengo la sensación de estar perdiéndome mucho, con la certeza de que voy a tener que volver atrás, releer, reconsiderar lo leído. Sólo una visión global permitirá una comprensión de sus partes. Mientras, continúa la fragmentación de la historia. Unos capítulos verdaderamente interesantes, otros excesivamente divagatorios, otros completamente desconcertantes. DFW tiene una prosa brutal (que avanza como un bloque de hormigón asolando todo a su paso de forma lenta y constante) pero, por el contrario, quizás demasiado prolija, demasiado obsesiva con el detalle intrascendente, en ocasiones redundante… puede que en la próxima ocasión busque algún ejemplo. Pero de momento me gusta LBI, me demoro en su lectura, busco el momento preciso, uso un almohadón para posar el mamotreto.

Se puede decir, resumiendo, que hay tres escenarios de acción, dos locales y uno geopolítico, la AET, Academia Enfield de Tenis, la Ennet House para la Rehabilitación del Alcohol y las Drogas (colindante con la AET) y la ONAN, Organización Norteamericana de Naciones:

"(…)compleja enseña heráldica de la ONAN- un águila gruñona colocada de frente con una escoba y un cubo de desinfectante en una garra y una Hoja de Arce en la otra, con un sombrero mexicano y con aspecto de estar a medio comerse un trozo de tela con estrellas tachonadas-"

Alumnos de la AET.
En este escenario la historia se focaliza en Hal Incandenza (sí, HAL, como en Heuristically programmed ALgorithmic Computer) y en menor medida en sus hermanos, Orin y Mario. (Otro día le llegará el turno a la familia Incandenza)
En la academia existe un programa de asistencia a alumnos recién ingresados por parte de alumnos veteranos denominado Amigo Grandullón (los que conozcan la versión original inglesa de la novela quizás se sonrojen). Va un listado de AG con sus “protegidos”:
Hal Incandenza (Ken Blott, Peter Beak, Idris Arslanian, Evan Ingersoll), John Wayne (Lamont Chu, T.P. Soñoliento Peterson, Kieran McKenna, Brian Van Vleck), Michael Pemulis (Todd Possalthwaite, Otis P. Lord) James Albrecht (Lockley Struck Jr., Traub, Audern Tallat-Kelpsa, Carl Whale, John Gopnik), Ortho Stice (Wayenknecht).
Otros alumnos que he podido listar (no sé bien para qué) son Ted Schacht, Troeltsch, Millicient Kent, Keith Freer, Petropolis Kahn, Trevor Oxford, Tony Nwangi, Carol Spodek… ya me cansé: La red está llena de páginas en inglés en la que se listan los personajes y sus apariciones en el texto. LBI (IJ) es una extensa colección de datos irrelevantes que sirven para configurar un mundo extenso y vivo.

La Ennet House para la Rehabilitación del Alcohol y las Drogas pertenece al Hospital Enfield de la Marina de Salud Pública. Se divide en varios edificios:
Unidad 1: Veteranos de Vietnam
Unidad 2: Distribución de metadona
Unidad 3: Desocupado
Unidad 4: Residencia para pacientes con Alzheimer
Unidad 5: Catatónicos y otros pacientes mentales vegetaloides (sic) *
Unidad 6: EHRAD
Unidad 7: Abandonado. Lugar de “consumo de Sustancias”

Que en el Boston metropolitano la expresión preferida para el órgano masculino es “unidad”, y que por eso a los residentes de la Ennet les divierten bastante los nombres elegidos para los edificios de su campus

Dos nuevos años listados:
Año del Superpollo Perdue, 4 años después de la desaparición de la televisión tradicional, 1 año después de la muerte de James O. Incandenza.
Año de la Actualización Fácil de Instalar para Placas Madre del Visor de cartuchos de Resolución Mimética para Sistemas Caseros de Oficina o Móviles Infernatron/Interlace Yushityu 2007, 3 años después de la muerte de James O. Incandenza. (Year of the Yushityu 2007 Mimetic-Resolution-Cartridge-View-Motherboard-Easy-To-Install-Upgrade For Infernatron/InterLace TP Systems For Home, Office, Or Mobile)

*Dos funcionarios de esa unidad trabajaron como extras en dos películas de James O. Incandenza.

Los amigos Antonio Díaz Oliva y Diego Zúñiga han iniciado por su parte su singladura por el invierno infinito comentando la novela de DFW. Como el trayecto será largo no dudo en que volveremos a coincidir.

11 comentarios:

Javier Moreno dijo...

1. En últimas todos esos lugares son sólo uno. No por nada Ennet y ETA colindan (y O.N.A.N. contiene la ciudad donde están estos dos (ahora fronteriza al norte con "La gran concavidad").)
2. Una cosa que me abruma con frecuencia durante la lectura es que detalles que yo consideraba insignificantes, cosas que parece que el narrador dijera por decir, por rellenar, por ayudar a generar un mundo plausible, terminan ganando una relevancia tal más adelante que uno no puede sino sospechar que se está perdiendo de un porcentaje significativo de la trama.
3. Amigo Grandullón = Big Buddy.
4. Otro gran protagonista de la novela es el lenguaje. No me imagino qué hace el traductor para generar ese efecto, si es que lo intenta. La prosa es confeccionada con mucho cuidado. Los coloquialismos se mezclan con términos medianamente arcáicos así como algunos inventados. Hay slangs por todos lados. Y también hay una obsesión recurrente por confrontar el lenguaje del hombre común (representado por tipos como Gately en Ennet) con el lenguaje académico erudito. Todo esto dentro de un ambiente donde prima una especie de oralidad (artificial) escrita.

e. r. dijo...

hola, portnoy
parece una novela de pynchon, solo que aburrida.
saludos

tropovski dijo...

Al principio de la novela y como balbuceante explicacion del desastre en la vida del protagonista: "Fue algo que comi".

Creo recordar que asi cerraba la primera secuencia de la novela.

Me parece memorable, soberbio, como colofon a todo lo que el personaje arguye antes. Como Proust en "Un amor de Swann" y rematando las doscientas paginas de intrincadas disquisiciones del narrador sobre su amante y sobre si la ama o no: "Aquella mujer no era mi tipo" -cito de memoria.

Portnoy dijo...

Por eso, Javier, tengo la sensación de olvidarme algo y la certeza de que tendré que volver atrás en numerosas ocasiones. El placer de la relectura.
Como ya comenté en el primer post de la serie, Javier Calvo me comentó que “los editores y traductores en general piensan que los diálogos no se tienen que traducir en jerga ni con marcas de oralidad", así que mucho de la riqueza de los diálogos se debe perder en la traducción. Pero queda la desmesura narrativa.
E.R., creo que es al contrario, es una buena y divertida novela, sobre todo si la comparamos con las pretenciosas novelas de Pynchon (lo siento, soy de la liga anti-Pynchon, hasta que no me demuestre (él) que estoy equivocado)
Tengo que volver sobre esa desconcertante escena inicial, Tropovski... es cierto que es chocante, pero ¿proustiana? :-)
Un saludo y gracias por vuestros comentarios

Puck dijo...

Como primera impresión tengo una muy parecida a la de E.R., Javier; pero el caso es que no leí nada de DFW y sí todo lo traducido de Pynchon y un poco de lo que aún sólo se consigue en inglés. Estoy hasta la nariz dentro de la Liga P.
Antedicho esto como declaración de principios, apenas mencionar una de las instituciones que aparecen en Vineland: cierta Fundación para la Educación y Rehabilitación del Televidente (en realidad, N.E.V.E.R.: National Endowment for Video Education and Rehabilitation). Según P., al menos en los años de publicación de esa novela, 1990, lo que de veras "quebró" a los States en lo que respecta a sus ciudadanos, su verdadero "problema", no son las drogas sino la televisión.
Por lo demás sigo leyendo tus notas sobre La broma infinita.

e. r. dijo...

Hola, Portnoy!
Me refería, no a que sea buena, sino que repite una especie de argumentación que ya se dio en Pynchon. Puck me sacó un poco de lo que quería decir.
Toda esa cosa de la tv y no sé qué huele a sesenta y el resto también, el barroquismo, etc. Debe ser buenísima, pero la hinchazón comercial no se dirá que no influye en todo eso, además de la utilización de registros probados y que funcionan, especialmente para lectores entre post-punk y hollywood. Pero es cierto que esto no es más que una impresión de el esqueleto que estás trazando, pues la novela recién sería saboreada leyéndola, ¿no?
¿Sería mucho pedir que la copies completa? Jaja. Mentira.
Saludos, Portnoy, siempre es un placer leerte.

Deprisa dijo...

Estoy indeciso sobre esta novela. He leido varias reseñas por ahí, y aunque casi siempre la dejan en buen lugar, la utilización insistente de adjetivos como "caótica, peculiar y ambiciosa" me han tirado para atrás.

tropovski dijo...

No queria decir que la escena inicial fuese proustiana, me he explicado mal. Solo queria decir que ambas frases me deslumbran, aparte de por c´omo suenan -y aqui, quizas, el "c´omo" es ese algo dificil de explicar- porque en ambas, ademas, sus autores tienen una rara capacidad de resumir de esa forma paginas previas densas y a veces enrevesadas -en el mejor o en el peor de los sentidos: para mi en el mejor, aunque a veces, quizas, Wallace tienda a la verborrea.

Y resumen esas paginas con frases breves y de gran efecto humoristico. Como si, incluso, se riesen de si mismos. De su propia narracion.

Un saludo, Portnoy. Fantastica bitacora.

tropovski dijo...

Proust cierra esa narracion con la frase, y que dicha frase sea un resumen de todas esas paginas y paginas de deshojar la margarita -a su modo, claro-, creo que tiene una gran carga humoristica. Yo al menos se la veo, sobre todo por esa manera suya de narrar, demorada e hiper-sofisticada. "No era mi tipo", concluye.

Wallace situaria ese "resumen" al principio justo de su extensa novela; pero claro, aqui mi opinion es mucho mas subjetiva y se mueve en la impresion discutible. La tengo asi por las paginas un poco posteriores en las que, de forma muy comica, genialmente comica, describe la atormentada relacion del personaje con la marihuana y como intenta dejarla con metodos absurdos e hilarantemente inutiles.

Y ahi el "Es algo que comi" seria un: la culpa de estas 1200 paginas la tiene algo que comi. La broma infinita. Y el ingenio infinito, claro, porque la novela no puede reducirse solo a eso. En todo caso, podria ser una capa mas de la cebolla -con seta alucinogena dentro- wallaciana.

Y paro aqui, a ver si pensais que yo tambien me he comido algo hoy. ^_^

Allau dijo...

Yo también pienso embarcarme en la broma ésta en días futuros (me la compré en inglés durante las vacaciones).

De momento me he inspirado en la iniciativa del "Infinite Summer" para ponerme a leer "Vida y destino" (ya sé que no tienen nada que ver, salvo la extensión). A ver si con el estímulo de ir comentando los avances en mi blog, me la meriendo definitivamente.

Ah, Portnoy, el otro día comentabas que no sabías qué era el año de Glad. Por lo que entiendo, en la novela de Wallace cada año está patrocinado por una marca comercial. Glad es la marca de un material plástico utilizado para envolver alimentos y hacer bolsas de basura.

Anónimo dijo...

hola Portnoy. Me acabo de enterar por Luz de Limbo que vila-Matas se va a Plsneta, sabes algo de eso? Felicitaciones por el blog!!!