22/7/09

La vista desde Castle Rock, de Alice Munro



Algo no acaba de funcionar en La vista desde Castle Rock y me duele decirlo estando como estoy totalmente entregado a la maestría narrativa de Alice Munro. Pero todo aquello que hace de sus relatos un ejemplo de sencillez y concisión y, al mismo tiempo, de complejidad y fluidez aparece en menor medida en esta especie de novela a pesar de que podemos considerar que está formada por sucesivos relatos.
Tengo la impresión de que la intención de narrar una especie de historia sobre los orígenes de su familia, desde que sus antepasados emigraron de Escocia hasta la propia autora, pesa sobre las cualidades literarias de Munro. Sus magníficos relatos se retuercen sobre sí mismos, no tienen una focalización concreta ni una resolución sorprendente. La fluidez es su principal característica. Y la ligereza, claro, tal como la define Italo Calvino en Seis propuestas. Además Munro parte de la realidad que la rodea y con ese material construye sus artificios literarios, convierte la realidad en tema narrativo.
Sin embargo en La vista desde Castle Rock todo obedece a un propósito, contar la historia de su familia. Parece como si la realidad a la que debe plegarse la autora se sobrepusiese a la intención literaria. Es decir no convierte la realidad en tema narrativo sino que la narración se somete a la realidad, a los hechos sucedidos. Se pierde la fluidez, la ligereza, la imprecisión. La forma es diferente a la de sus relatos y el resultado final es bastante parecido a cierto tipo de narrativa norteamericana que explota el tema de la familia como motor del desarrollo de un país. Un tema que no me interesa demasiado.
No se trata de que sea una mala novela. Al contrario, es posible que sea buena a su manera. Lo que lamento es que esté tan lejos de la sublimidad de sus relatos.

Dice Alice Munro en el prólogo:

Esto es un conjunto de relatos.
Podría decirse que estos relatos conceden más importancia a la verdad de una vida de lo que suele hacer la ficción. Pero no tanta como para jurar por ella. Y la parte del libro que podría calificarse de historia familiar se ha desarrollado y convertido en ficción, pero siempre dentro del marco de una narración verídica.

Pulsando el enlace podéis leer el Prólogo y el primer “relato”, "Sin ventajas"
Por su parte en la página de RBA, Alice Munro ha sido elegida autor del mes ya que (copio):

La autora canadiense obtiene uno de los galardones literarios más importantes del mundo, el MAN BOOKER INTERNATIONAL 2009. El jurado ha destacado su escritura prácticamente perfecta. Su anterior libro, La vista de Castle Rock, publicado por RBA, fue elegido uno de los mejores libros del año en España.

Esto último demuestra lo equivocado que estoy en muchas ocasiones.

6 comentarios:

José Montalvá dijo...

es una pena porque este libro me lo pienso leer... intuyo que es de los que me van a gustar mucho; tal vez, lo que usted ve como un defecto, yo no lo vea de ese modo, pues cuando la forma literaria se repliega en favor de una historia que el autor cree que necesita contar, se sugiere, y eso se deja notar, que la literatura queda empapada con un fragmento de VIDA...
pasa en autores como Modiano, a su vez...

un abrazo

inviernoinfinito dijo...

Hey: gracias por el comentario en nuestro blog. Acá estamos, sobreviviendo, con "La Broma infinita"


Saludos

Julio dijo...

Interesante análisis.

Bueno, no me llama la antención demasiado porque ya leí a Munro en varios cuentos y me gusta pero no como para tenerla en un sancta sanctorum.

Las comparaciones son odiosas, pero escogiendo a otra gran escritora en lengua inglesa, me parece más interesante y talentosa Iris Murdoch. El mar, el mar y El príncipe negro me parecen un logro mayor que los cuentos de Munro.

Para gustos, colores, claro. ^_^

Un saludo!

Portnoy dijo...

Claro, contra gustos :-)
La verdad es que empecé una novela de Murdoch y no la terminé, no sé bien el motivo.
Y que quede claro que la decepción es por las expectativas que me había creado. Y como José y yo funcionamos de formas opuestas te diré que sí, es posible que te guste.
Un saludo y gracias por vuestros comentarios.

MARIEL dijo...

Portnoy: Algún día acometeré La Broma Infinita con tu guía bajo el brazo. Sigo tu blog con interés. Me gusta la frontalidad (entendida como falta de opacidad gratuita), la capacidad de síntesis y el tiro al blanco (que no suele errar) de tu escritura. Si no te molesta te enlazo a mi blog (donde mezclo literatura, cine, música y pintura) para tenerte más cerca en Buenos Aires (a un click de distancia, aboliendo el mar). Besos agradecidos por tu lamento, desde el sur del mundo.

ezequiel dijo...

Hay algo colgado en la red de Alice Munro???
Gracias.