23/6/07

Touch of evil, de Orson Welles






















6 comentarios:

beatriz dijo...

Maravillosa secuencia. Y pensar que fue realizada en un único plano...Una de las cosas que más me gusta de ella es el hecho de que el tiempo con que se programa la bomba al principio es prácticamente el mismo que dura la secuencia, todo un detalle hiperrealista.
Pero para planos largos, no hay como "La Soga", hecha diez años antes, en que los únicos cortes son los de los cambios de rollo de película, resueltos con fundidos en negro y perfectamente enlazados.

Portnoy dijo...

Yo creo que hay mucho más de Hitchcock en esta escena de lo que Welles se atrevería a confesar... está el tema de la bomba, que conforma la teoría del suspense según Hitch y que demostró en El agente secreto -Sabotaje, está el tema del McGuffin, la explosión inicial es uno de lo más logrados de la historia del cine (pasados diez minutos de película ¿a quién le importa quien puso la bomba?) junto con cierto trineo... aunque también está la cuestión inversa, la influencia de Touch of evil en Psicosis... Welles y Hitchcock cogidos de la mano.
Un saludo Beatriz, y gracias por pasar por aquí.

Anónimo dijo...

¿La influencia imperceptible -pero quizá decisiva- de esta secuencia en "La parte de los crímenes" en 2666 de Bolaño?

Brujo dijo...

Eso es Beatriz:
"Una secuencia es una bomba de tiempo".

Hatt dijo...

Grandísimo plano, aunque puestos a quedarnos con algo en la película prefiero la relación intuida entre Welles y una grandísima Marlene...

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Por encima del plano magistral, antológico, yo me quedo con el orondo capitán, su alma de cacique patético en su edén mísero...
El post, los cuadros con la escena, también magistral.