14/4/07

El fantasma y el conejo

Proximamente:
The Phantom



vs.



The Rabbit

in Inland Empire.

Para amenizar la espera recordemos los dicho a propósito de Rabbits:

Rabbits de David Lynch es una serie de ocho cortos protagonizados por conejos:



Los cortos son desquiciantes y repetitivos y muestra a tres conejos en una sala amueblada al estilo de los años cincuenta donde desgranan su rutinaria vida. Los diálogos no muestran ni continuidad ni lógica, la escena es un plano fijo sobre la habitación y los actores apenas se mueven o ejecutan los mismos movimientos. Lynch refuerza el absurdo empleando elementos de sit-com, risas y aplausos, completamente fuera de lugar y sin ningún sentido. En muchos aspectos recuerda a Eraserhead, pero han pasado muchos años desde el impacto de esa extraña obra de Lynch. Si el director ha creado escuela, con Rabbits ha querido ir más allá de Lynch, demostrando, quizás, que Kelly o Forster ( sus alumnos aventajados como demuestran en Donnie Darko y Stay) pueden ser lyncheanos, pero Lynch, el arriesgado Lynch, es único e inimitable. El terror y la inquietud que nos transmite nace de las propias imágenes más que de la narración. En Rabbits queda demostrado.
Y el empleo que hace de esas imágenes en Inland Empire dobla la inquietud hasta límites impensables.

De los monólogos de Rabbits:

Sirena lejana.
Una manta vieja y caliente.
Un perro... se arrastra.
Algo va mal.
Algo va mal.
El perro se arrastra.
Luces apagadas.
Un viento.
Oscuridad.
Dientes que sonríen.
Una lengua hinchada.
El perro se arrastra.
La cuenca gotea.
Enfermedad.
Calor.
Electricidad.
Alambre de espino.
Afilada.
Rojo desgarrándose.
Y retorciéndose.
Perros mojados.
Pies amoratados que corren.
Desgarros.
Arañazos.
Sangre negra y vieja.
Amarillenta
saliva.
Habitación oscura.
Ventana rota.
Desgarro verde.
Vinilo.
Cuchillo.
Sangre.
Arde.
Bombilla.
Piernas
alzadas.
Frío.



2 comentarios:

René López Villamar dijo...

Hice el intento de ver Inland Empire en el FICCO, pero las localidades estaban agotadas creo desde antes de que se anunciara la película.

Gracias por amenizar la espera.

Portnoy dijo...

Haga lo que sea por verla...¡lo que sea!
.-)
Bueno, sin exagerar.
La verdad es que vale la pena.
Un saludo