12/4/07

Kurt Vonnegut, 1922, 2007

Oíd:
Billy Pilgrim ha volado fuera del tiempo.
Billy se ha acostado siendo un viejo viudo y se ha despertado el día de su boda. Ha entrado por una puerta en 1955 y ha salido por ella en 1941. Ha vuelto a traspasar esa puerta y se ha encontrado en 1963. Ha visto su nacimiento y su muerte muchas veces, según dice, y viaja al azar hacia cualquier momento de su vida. Eso dice.

(...)

«Lo más importante que he aprendido en Tralfamadore es que cuando una persona muere, sólo muere aparentemente. Continúa estando muy viva en el pasado, y por lo tanto es muy estúpido que la gente llore en su funeral. Todos los momentos, el pasado, el presente y el futuro, siempre han existido y siempre existirán. Los tralfamadorianos pueden contemplar todos los momentos diferentes de la misma forma que usted, por ejemplo, puede observar cualquier trecho de las Montañas Rocosas, Se dan cuenta de la permanencia de todos los momentos, y pueden contemplar cualquiera de ellos que les interese. Aquí en la Tierra creemos que un momento sigue a otro, como los guisantes dentro de la vaina, y que cuando un momento pasa ya ha pasado para siempre, pero no es más que una ilusión.
»Cuando un tralfamadoriano ve un cadáver, todo lo que se le ocurre pensar es que la persona muerta se encuentra en malas condiciones en aquel momento particular; pero sabe que aquella misma persona puede encontrarse estupendamente en muchos otros momentos. Ahora, después de aquella experiencia junto a ellos, cuando oigo decir que alguien ha muerto, me encojo de hombros, simplemente, y digo lo que los tralfamadorianos dicen acerca de las personas muertas, esto es: "Así son las cosas".»


Matadero Cinco o La cruzada de los niños, de Kurt Vonnegut
Traducción de Margarita García de Miró para Anagrama

VONNEGUT•COM -- The Official Website of Kurt Vonnegut

9 comentarios:

Portnoy dijo...

Con permiso, un poema de Luis Cauqui:

ANOCHE SOÑÉ CON KURT VONNEGUT (poética)

era muy viejo y tenía un poco de mala leche.
me decía: llevo sin escribir treinta años. usted cuántos tiene, jovencito.
yo decía: veintinueve.
y él decía: pues fíjese,
cuando usted desparramaba energía leyendo mis novelas,
yo ya estaba acabado.
piense en lo raro que es el mundo.
(y eso hago).

Luis Cauqui dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
j. dijo...

Es natural. Esta coincidencia no tiene nada que ver con el Plan. :)

Daniel Quinn dijo...

Gran homenaje Portnoy, con una novela que siempre me ha apasionado.
Menudo día entre esto y lo del cáncer de Lobo Antunes...

Duquena dijo...

Vaya, pues me acabo de enterar. Estupenda novela "Matadero cinco", es un chute de una droga que ya no existe, la resaca de farras de otro siglo, cuando esa voz desesperanzada no acababa de ser nihilista del todo (no queríamos que lo fuera), parecía aferrarse todavía a algo.

solodelibros dijo...

Una pérdida, desde luego. "Matadero cinco" está entre nuestras asignaturas pendientes, punto que pronto intentaremos subsanar.
Bonito homenaje a un escritor que se comprometió con la vida.

Portnoy dijo...

No, como dice Luis, quizás no era el mejor escritor del mundo.
Pero escribió Matadero Cinco y se convirtió en inmortal (e intemporal)

Gracias por vuestros comentarios.

Luisa dijo...

Llego tarde al foro pero acabo de terminar El francotirador y, como cuando leí Matadero cinco, sé que me voy a enfrentar a un periodo de incapacidad de lectura que se prolongará mientras siga dándole vueltas a su teoría de la vida como historia y epílogo, a la teatralización de los pasajes duros de contar, a la ficción como instrumento del alma... y a tantos y tantos pasajes memorables...

Y entonces me morí.
Pero no me morí.

Uff.

Saludos a los lectores de Vonnegut.

Manuel dijo...

Hola. Muy bueno el blog.

"Matadero cinco" es una maravilla.

Mi otro libro favorito de Vonnegut es "El desayuno de los campeones". Para mi una obra maestra. Si no lo habeis leido os lo recomiendo.

Un saludo.
Fdo. Manuel.