12/11/06

Excursión a la mitomanía

(...) vamos por la vida con la sensación generalizada de que todo el mundo está equivocado excepto nosotros. Y puesto que no sólo olvidamos cosas porque no tienen importancia sino también porque importan demasiado (porque cada uno de nosotros recuerda y olvida siguiendo una pauta cuyas laberínticas vueltas constituyen una seña de identificación no menos distintiva que una huella dactilar), no es de extrañar que los fragmentos de realidad que uno atesora como su biografía puedan parecerle a otro que, por ejemplo, ha cenado diez mil veces a la misma mesa de cocina, una caprichosa excursión a la mitomanía
Philip Roth, Pastoral americana

5 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Qué lucidez, ahora empezaré nueva novela. Veremos si Roth o posiblemente William Maxwell.

j. dijo...

¿En qué capítulo es esto y más o menos a qué altura del capítulo, Portnoy? Intenté encontrarlo en mi versión y no tuve éxito. :)

Gabriel Báñez dijo...

¿pastoral o exordio? El encanto de Philip Roth es el recurso de su desesperación: como el humor, el sexo o sus íntimas apelaciones ancestrales. Mitomanías son aquellas que apenas alcanzamos a reflejar en el otro, las recónditas supongo deben cargar con otro nombre. Abrazo, Lamento. Bello blog el que empujás.

Portnoy dijo...

Perdona, j.
En el segundo capítulo del libro, en la fiesta de antiguos alumnos, Zuckerman habla con Ira Posners.
El párrafo traducido empieza así. "Así pues no hace falta mirar mucho más allá de Ira y de mí para verpor qué vamos por la vida..."
Si puedes copiarlo aquí en inglés te lo agradeceré (y cualquier comentario sobre la traducción, claro)

Roth, Alvy, Roth.
;-)
Gracias Gabriel... con tu presencia es mucho mejor.
Salud

Puck dijo...

Me acuerdo de varias reuniones de ex alumnos, o de gente que se reúne luego de mucho tiempo, según el relato en diferentes novelas y autores. La de Pastoral americana de Roth... no sé, la disfruté incluso más que la contada por Proust en el libro-ése-que-les-dije.