20/2/06

El Golem, de Wegener y Boese



La película más conocida de las tres que realizó Paul Wegener sobre el tema del Golem fue precisamente la última de ellas Der Golem, wie er in die Welt kam codirigida por Wegener y Boese y con prácticamente el mismo reparto que en las dos versiones anteriores ( Der Golem (1915) ; Der Golem und die Tänzerin (1917) )



Das Kabinett des Doktor Caligari de Robert Wiene es considerada la primera película de la corriente cinematográfica denominada "expresionismo alemán" o caligarismo. Sin embargo, aunque generalmente se data en 1919, oficialmente tiene la misma fecha de producción que El Golem de Wegener. No vamos a considerar aquí cual merece figurar como precursora del expresionismo (siempre se descubrirá que alguna otra película menos conocida sentó algunas premisas que después Wiene y Wegener aprovecharon) porque tanto una como otra película son excelentes muestras de las posibilidades artísticas y narrativas que ofrecía el cine.




Posibilidades que en la actualidad parecen completamente olvidadas.



El concepto principal que maneja el expresionismo es la introducción de otras parcelas artísticas dentro del cine. En sólo tres años, desde El estudiante de Praga, Wegener pasó de unos decorados, sobrios y funcionales, a exponer en El Golem un desbordante escenario con decorados magnificados, de perspectivas imposibles, con texturas orgánicas, lo cual se convirtió en una seña de identidad de esta corriente tan intensa como breve.



No en vano detrás de El Golem en la construcción y diseño de decorados se encontraba un hombre que se convertiría en imprescindible, Edgar G. Ulmer quien participó igualmente en la construcción de los decorados de Los Nibelungos, Metrópolis y M de Lang, así como en Amanecer de Murnau (junto a quien escribió y produjo Tabú), por citar algunas.

Ulmer es parte de la historia del cine detrás de la cámara.



Paul Wegener encontró en el personaje de El Golem uno mucho más apropiado para él que el de El estudiante de Praga (que como ya dijimos no es que le viniese grande, es que él era demasiado "grande" para el papel)



Tampoco podemos olvidar la inquietud social que muestra la película. El Golem es el monstruo incontrolable que salva al ghetto judío de Praga y, bebiendo de las fuentes de Gustav Meynrick, es al mismo tiempo una atrocidad que debe ser destruida. La culpa por el uso de la fuerza. Pero a su vez todo el movimiento expresionista parece estar presintiendo las épocas oscuras por llegar.
¿Puede servir la creación cinematográfica para psicoanalizar a una sociedad?
¿Seríamos capaces de preveer hacia donde se encamina nuestra sociedad occidental observando las películas que se realizan en la actualidad?



También quisiera dejar constancia de la injusticia histórica cometida sobre la obra de Wegener. Es cierto que James Whale consiguió con Frankestein crear una especie de icono mundialmente reconocido. Pero no es menos cierto que ciertas escenas de su película no son más que un remedo de la obra de Wegener y Boese

1 comentario:

LordLeonard dijo...

Es muy interesante esta pelicula la vi hace algunos años en la television, a diferencia de Nosferatu que si pude bajar de Internet Der Golem no la he podido encontrar en ningún lado.