28/1/06

The tarnished angels, de Douglas Sirk (1958)

Excepcionalmente me gustaría hacer mención a la adaptación cinematográfica de Pilón:



The tarnished angels es uan película de Douglas Sirk un director de cine de origen alemán que desarrolló su carrera en Hollywood y que podría ser conocido con el nombre de Mr. Melodrama (lo que es fácil comprobar mirando su filmografía)
El caso es que The Tarnished angels, que en España se estrenó como Ángeles sin brillo, tiene banales puntos en común con la novela de Faulkner, casi se podría decir categóricamente que, si dejamos aparte el tema de fondo de las acrobacias aéreas, la película no tiene nada que ver con Pilón.



Sin embargo, hay un momento clave en la película, relacionado con el fragmento que dejé en el mensaje sobre la novela, el fragmento de los dados, en el que a través de un dramático flash-back Douglas Sirk consigue lo practicamente imposible: ser más faulkneriano que el propio Faulkner.
El desgarro melodramático de Dorothy Malone con su rubia melena flotando al viento, la frialdad de Robert Stack, la animalidad del mecánico (en donde se concentran dos personajes de la novela) y el anhelante deseo del periodista, aquí con nombre, Rock Hudson (improbable pero siempre convincente) y sobre todo la maestría del director, Sirk, hacen que esta película sea una excepción.
No es una adaptación de Pylon... es una película, una película de Douglas Sirk.