8/8/12

TDKR, de Christopher Nolan

Apreciado señor Nolan
A pesar de que en TDK ya dejó entrever cierta ideología protofascista, le agradezco que finalmente en TDKR me haya descubierto a Batman como superhéroe al servicio del sistema capitalista.
Su intento de reducir movimientos populares, como el 15-M o OWS, a un tribunal jacobino presidido por el Espantapájaros es francamente jocoso (y nada tendencioso, no señor)
Atentamente

4 comentarios:

Andrés M Aros Alvarado dijo...

Aunque realmente quien debía fungir como juez Jacobino, era el Guasón como en el cómic originalmente

Anónimo dijo...

tú mismo tiraste el link hace un tiempo al articulo de Lars Iyer que decía que la Revolución (ni la literatura de paso, uff) era posible.

por un lado, si, es imposible. todos están atados a su destino individual y mientras crean minimamente en él no moveran un dedo. la revolución es posible solo gracias a los que no tienen nada que perder y hoy hasta el mas humilde tiene un celular o una teve que puede llamar suya.

lo de batman, si, es protofascismo del bueno, y eso porque nos aproximamos a un mundo fascista y del duro. la historia da vueltas, y parece que hemos respirado democracia durante mucho.

uff, que post mas triste...lo mismo que mi comentario

saludos

Christopher Nolan dijo...

Apreciado señor Portnoy,
Cuando apareció el OWS, me quedaba poco más de un mes de rodaje. El guion lo terminé a finales del 2010. Su intento de reducir mi película en mero cometario de la actualidad es francamente jocoso (y nada insultante, no señor). Que demonio es el 15-M ?
Atentamente,

Josele dijo...

Para el Pseudo Cristopher Nolan: el problema de la manía que tenemos de poner etiquetas es este... En fin, sin entrar en discusiones bizantinas sobre la cronología de OWS, sus precedentes y relación con el 15-M y de ambos con la "primavera árabe", no podemos ignorar los movimientos de protesta anticapitalista que empezaron hace años. Hablo de las protestas contra el FMI y el Banco Mundial de los años 90, de Seattle, Washignton, Génova, etc. Y también estos tienen precedentes...

Pero quizá la cuestión sea si fue primero la gallina de la realidad o el huevo de la ficción o viceversa. A mí, en mis momentos más frikis, me gusta ver esta polémica "nolaniana" en clave de cómic, y considerar que el fascismo ramplón del ratón alado se debe a Frank Miller, que cuando no dibuja musculitos pseudonazis escribe cosas como el guión de Robocop, y en cierto modo es una respuesta (no digo que lo sea, pero me gustaría que lo fuera) al anarquismo débil y poco meditado de Alan Moore (V de Vendetta). De hecho en Google puedes encontrar más información sobre los guantazos que se han intercambiado.

Dos autores de comics como ideólogos clave de nuestro tiempo. No será cierto, pero nos lo merecemos.

También podemos hablar de Ballard ("Milenio negro", por ejemplo), pero para eso te remito al blog de Juan Francisco Ferre.

Vamos, que el problema quizá sea que no se sabe ya si la ficción es esta pasta indigesta en la que vivimos o aquella otra. A ver si va a resultar que somos personajes de Batman...

De todas formas estamos jodidos, porque la verdadera ideóloga del Imperio es Ayn Rand, aquella psicópata peligrosa que combina lo mejor de los dos mundos, y para quien el Superhombre ideal debe ser un anarquista que come niños pobres. Estamos apañaos, oigan.