5/8/12

Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin

Apreciado señor Martin:
Quería comentarle que el abuso de cliffhangers y, sobre todo, dejarlos “suspendidos” durante cuatro años o más, aparte de ser éticamente discutible, puede tener el efecto contrario: En vez de conseguir la fidelización del lector, puede despertar su ira.

Y recuerde Avida dollars... uy, perdón... quería decir Valar Morghulis

Un saludo

2 comentarios:

Fernando Cortell dijo...

Totalmente de acuerdo.
Habiendo tantas novelas En el mundo de la literatura, al final, y después de todo, esta no es más que una novela de entre millones, así que si se me hace larga (como ha sido el caso) hago como con cualquier otra: pasar a la siguiente aunque no la haya acabado.

Rafael dijo...

Es que en estos casos uno pasa de sentirse lector a resignado superviviente.