31/7/11

Las mejores bitácoras literarias. El Cultural.es 29/07/2011

El 21 de julio, David Arjona de El Cultural de El Mundo, me escribió: "Tu blog ha quedado entre los primeros de una lista con los mejores blogs literarios que estamos preparando ¿Puedes constestarme hoy mismo a un par de preguntas para incluir tus párrafos en el comentario a tu blog?"
La verdad es que cada vez que ocurre alguna cosa así, el blog está hecho unos zorros y no tengo tiempo de ocultar la porquería debajo de la alfombra... así que el resumen de Arjona es que comento que hace mucho calor o que confieso no acabar mamotretos.
Para aquellos que lean eso y vengan por aquí por curiosidad, justo cuando estoy de vacaciones y el blog está en barbecho, les sorprenderá que una lista de escritores y críticos de renombre (a los que estoy muy agradecido) como la que realizó la selección (ver listado al final del artículo en El Mundo) votasen por El lamento.

De todas formas, no estoy demasiado satisfecho con la breve nota que aparece sobre el blog. Así que transcribo las respuestas que envíe a Arjona, escritas a toda prisa, y sobre las que no he recibido contestación alguna:

1. Breves historia del blog. Fundación, objetivos, evolución, etc.

Cuando aún funcionaban en Internet las comunidades y los foros temáticos empezó a surgir con fuerza el fenómeno blog. En principio era escéptico, y así El lamento de Portnoy se fundó en diciembre de 2004 bajo el lema “Los blogs son para onanistas”, como si el hecho de mantener un diario personal fuese en contra del diálogo entre personas interesadas en temas literarios. Me equivoqué. Y el primer sorprendido fui yo. Que mis reflexiones personales en torno a mis lecturas le interesasen a alguien más que a mi mismo todavía me deja estupefacto. El “éxito” del blog (una bitácora realizada con ánimo de fracasar) me hace pensar en ocasiones que hay algo que no acaba de funcionar muy bien en la crítica literaria española. Y por extensión en la narrativa.

Pero de todas formas me siento muy cómodo en el blog. Me permite comunicarme y explorar formas de interpretar la narrativa. Y me ha convertido, contra todos mis pronósticos, en escritor. De hecho la novela Constatación brutal del presente, surge de las reflexiones sobre narrativa desarrolladas estos años en el blog,


2. La crítica literaria en los blogs VS crítica tradicional en prensa. ¿Transforma la crítica literaria tradicional su multiplicación expansiva en la Red?


El problema, creo, no es el medio en el que se desarrolle la “crítica” (dejemos claro que yo no creo hacer crítica) si no la independencia de ésta. La crítica tradicional en prensa está permanentemente bajo sospecha de rendir cuentas a los intereses económicos de las distintas empresas que forman los grupos mediáticos. Pero noto también en la red cierta tendencia al corporativismo y al amiguismo que no sé si en cierta manera empaña la imagen de independencia de la crítica en la Red.

De todas formas noto que, por muchos elogios que una obra reciba en los blogs y redes sociales, parece que necesita la confirmación de su calidad (o su condena eterna) a través de la crítica tradicional en prensa. Lo cual no deja de ser ciertamente paradójico.
Supongo que cuando superemos esa contradicción la crítica literaria encontrará su lugar en la Red.

Podéis leer aquí el artículo completo Las mejores bitácoras literarias y sacad vuestras propias conclusiones.

Y que conste que estoy muy orgulloso y contento.

10 comentarios:

Francis Black dijo...

Tu blog es muy interesante. Hay bastantes hostias en esto de la critica literaria, la idea de machar un libro que no gusta nunca la he entendido, si un tío lee un libro de 600 paginas y dice que es un desastre, el problema no es del escritor es del lector. lo primero que no entiendo es la razón de terminar un libro que no te esta gustando y lo segundo es hacer la critica del mismo, con decir "lo deje en la pagina 15" ya se entiende.

Vero dijo...

Tu blog siempre es interesante así que siéntete orgulloso, un saludo!

Armando Promm dijo...

¿Hubo en el jurado alguien latinoamericano o solo españolitos?

Carlos González Peón dijo...

Se agradece que hayas ampliado la información. Efectivamente el sentido de lo que recoge El Cultural cambia "ligeramente". Tampoco hacía falta decir nada: tu blog (como el de malherido) son claramente un referente en esto de la crítica o reseña o pensamiento literario, como quieras llamarlo.

Fracis, si me permites: los libros malos son una pérdida de tiempo y muchas veces de dinero, pero precisamente por eso. En un entorno (blogosfera o suplemento o revista cultural) en la que sólo se habla BIEN de los libros se agradece (yo lo agradezco) que haya quien también muestre la cruz, quien diga lo que NO vale la pena.

Recuerdo los musicales clásicos, cuando los actores, en las películas, corrían la mañana del estreno o esperaban junto a un kiosco para leer lo que el crítico de turno decía de ellos. No esperaban una buena reseña por más que supiesen que hacían un excelente trabajo: querían saber qué opinaba el crítico; si era pulgar arriba o pulgar abajo. Yo no sé hacer crítica (la entendida como la de VLM, por ejemplo) pero sí pondré todo de mi parte para que en la blogosfera haya reseñas, ya sean buenas ya sean malas.

Un saludo y enhorabuena Javier.

Quique dijo...

Estoy de acuerdo con tu inclusión. También lo estaría si la lista fuese de capullos o de arrogantes. Conste. Pero a veces tienes tu interés.

Francis Black dijo...

Carlos

Si, si la idea es hacer de contrapeso de algo que está viciado de raíz.
El tema es si las reseñas en los diarios son libres o te dicen has de reseñar tal libro, entonces si no te gusta y tienes que llenar un numero de líneas por contrato pues es un trabajo como otro, el problema es si el reseñista o critico funciona por otro intereses, no meramente gusto personal es decir, presión editorial, grupo mediático, encargo del diario.... si todos funcionaran libres ninguno leería un libro que no le gustara y cada uno tendría su propio criterio y el crítico seria un verdadero referente, no un tío que opina sobre lo que está en el tapete.
En mi ideal el critico podría recomendar un libro editado hace diez años que paso sin pena ni gloria y que a él le ha gustado, pasando de novedades y esto no se da, siempre son novedades o reediciones, libros que están en el escaparate de la librería, y los blogs creo que es mejor que no caigan en este juego y amplíen el campo (se diferencien) comentando en positivo obras interesantes que muchos desconocemos e intentar que no desaparezcan. Mucha gente lee libros de bibliotecas públicas o de librerías de ocasión, no todo es la novedad.

Pau Llanes dijo...

¿Y por qué no?

Parece que llego a su blog en un buen día... Volveré de nuevo con más tranquilidad cuando haya pasado el tiempo de los halagos y las humildades desmedidas... Me gustó lo que leí a hurtadillas (más aún)...

Un saludo y felicidades...

Pau Llanes, desde el otro lado y bajo el volcán.

Carlos González Peón dijo...

Fracis, no puedo por más que darte la razón en todo lo que dices pero una cosa no quita la otra. Yo también echo mucho en falta una revista o suplemento que reseñe libros "caducados". Afortunadamente la proliferación de editoriales que tiran de archivo es considerable y de vez en cuando se cuela una reseña de algo de hace chorrocientos años. Mi duda respecto a las críticas de las "revistas" es si el crítico se habrá leído realmente el libro. Por momentos parece que no, que a base de alambicar frases sale por la de villadiego y uno se queda con cara de pasmarote preguntandose si es gilipollas (uno mismo) o que el otro es un mal comunicador.

Yo soy lector de biblioteca pero también consumidor inagotable de novedades. Tengo sobre la mesa la autobiografía de Bertrand Russell que leo a ratos tontos o los cuentos de Cortázar que más de lo mismo. Celine me espera para este mes gracias a (atención) que han sido reeditadas sus novelas (y yo, de imbécil, me compré la de bolsillo). Quiero decir que ambas cosas son compatibles pero siempre da más pereza hablar sobre algo que ya está muy hablado que sobre algo que no. Y siempre es más divertido reseñar negativamente que recurriendo al elogio, eso también es verdad, aunque no el motivo.

Personalmente lo único que le pido al crítico no es ni actualidad ni mala leche, me conformo con que sea (o lo parezca) sincero. Que ya no está mal viendo el panorama.

Un saludo,

Francis Black dijo...

Carlos

Si, son compatibles y las novedades hay que comentarlas, no es cuestión de cerrar el grifo, pero una sección: "recuperaciones que no clásicos" tendría su punto, por ejemplo la línea nueva de Anagrama, la roja, ha recuperado un libro de gran calidad de Salvatore Satta:

“El día del juicio”

Era un libro que no se podía leer en castellano, a ver cuántos años tarda en desparecer, como ha desparecido "Herido de muerte" de La Capria.

La sinceridad es básica y también que escriba con gracia, yo leo reseñas por la reseña sin ninguna intención de leer el libro comentado.

Saludos

madison dijo...

Para mi tu blog es desde hace mucho una referencia, gracias a tus reseñas he conocido y posteriormente leido libros que posiblemente me hubieran pasado por alto...