9/10/10

Machete, de Robert Rodríguez

No suelo usar estos calificativos pero hay que decirlo: Machete, de Robert Rodríguez es una puta mierda.
Tengo que alabar la defensa que
Mr. Absence hace de la película. En cierta manera puedo coincidir con él cuando dice que “Machete es la serie bé ideal que nunca nos fue entregada”. Pero dejando aparte de los deseos de diversión y la alabanza al cine de derribo hay que darse cuenta que la película está pésimamente dirigida, torpemente montada, carece de ritmo y parece terminada por aficionados.
Ya dije en su momento que
Planet terror se adaptaba mejor al concepto de serie B que Death Proof, dentro del proyecto conjunto de Tarantino y Rodríguez del que surge también la idea de Machete. Si decía entonces que la serie B se caracterizaba por su carácter lúdico también decía que lo hacía por su honestidad.
Pero no hay honestidad en
Machete.
Y eso no es lo más preocupante.
Machete se presentó fuera de concurso inaugurando el 67 Festival Internacional de Cine de Venecia lo cual demuestra que la serie B ha dejado de ser el recurso y el lugar de los cineastas menos afortunados económicamente y más entusiastas cinematográficamente para convertirse en un lugar común. En un panorama sin ideas, la serie B se convierte en el patrón que nos quieren imponer para medir la cinematografía mundial. Una inversión de 20 millones de dólares, según consta en IMDB, deslegitimiza a Machete como serie B y la convierte en un producto estratégicamente planeado.
Pero ni todas esas ventajas a favor (inversión, distribución internacional, presentación en certámenes) pueden convertir a Rodríguez no digo ya en un buen sino en un decente director.
Además, la película no tiene ni pizca de gracia.
De castigo no cuelgo ni una foto.

8 comentarios:

Vero dijo...

He soltado una carcajada jajaja
Yo no creo ni que la vea...

Saludos,

Vero

carlos maiques dijo...

Hombre, no creo que esperaras otra cosa... ¿o sí? Esta invasión conceptual de la serie B (sin entrar en afterpopismos del homo sampler autoerótico, ya me entienden) me parece un empobrecimiento de la experiencia si se hace con la desgana de Rodríguez. Si hay entusiasmo, no se nota mucho en sus pelis, salvo en El mariachi. Cansan las pelis de guiños forzados, incluso las de Kitano (te agradezco ahora que no nos castigaras sin fotos de ellas, por cierto)Un saludo y hasta otra.

Anónimo dijo...

Jaja, gracias! Ahora seguro que no voy. Y vete a ver la de Banksy, ésa sí es buena de verdad!!!

Alétheia dijo...

A mí es que ese tío, y por extensión su super amigo Tarantino, jamás me han gustado nada de nada. "Sin City", por ejemplo, fui a verla al cine y pensé: OMG, puaj. Con la primera de "Kill Bill" lloraba de risa, y se supone que la reacción normal no es esa, ¿no...? :D

¡Buen blog, por cierto!

el náuGrafo dijo...

Celebro totalmente este post, necesario y justo, porque vale ya. Vale ya de tanta critica alambicada alabando lo que por lo visto es mierda pinchada en un palo como si fuera un novedísimo ejercicio de autoparodia conversora de basura en oro. Buenas fuentes me dijeron lo que tu confirmas en tu primera frase, pero luego leo filigranosas pajas mentales sobre lo que, por lo que intuyo, no es más que un bodrio para frikis gordos adolescentes y cuarentos desubicados que tiñen de esnobismo lo que no es más que un truño.
Algo así.

saludos

Anónimo dijo...

Tarantino y su cuadrilla siempre me han parecido pedantes sobrevalorados - con la única y sola excepción de la genial Reservoir Dogs -, pero lo de "Machete" es insuperable. El título mismo parece ser fiel a la impagable parodia del mundo del cine de Los Soprano: la patética "Cuchilla" de Cristopher Montinsanti.

Anónimo dijo...

Sin embargo, the Faculty es una película que siempre apetece revisar. Es una maravilla sin más pretensión que hacer una gran película de instituto con invasores del espacio exterior. Pocas veces la falta de ambición ha dado productos tan disfrutables.

Roberto dijo...

si quieres ver una super producción pues creo que debes de entender que esta no lo es pero de igual forma tiene su lado grato ya que podrá ser una jaladota pero divierte mucho, aplica un tema certero ya que los gringos se hacen pendejos y bien que necesitan de producción de inmigrantes como producción de narcotraficantes y si sabes notar los aspectos simbólicos te darás cuenta que tiene sentido, ademas hay mas porquerías cinematográficas totalmente gringas que nos tragamos por que no tragarnos una de alguien de nuestra raza.