18/5/09

Nuestra Pandilla, de Philip Roth

Las sátiras envejecen mal.
Sobre todo aquellas que pertenecen a un entorno socio-político-cultural que, en cierta manera, nos es ajeno.
Nuestra pandilla (Our gang, 1971) ahora mismo sólo puede leerse como curiosidad. Es un divertimento (digo yo que lo sería en su momento) que no aporta nada al conjunto de la obra narrativa de Roth.
En caso de no sentir curiosidad, manténgase alejado de este libro.
Se podría puntualizar algún detalle, pero no hay apenas nada más que decir.

5 comentarios:

José Montalvá dijo...

lo leí hace años, en una edición de bolsillo que publicó la editorial 'bruguera'... no entendí el chiste, demasiado fácil para el autor de una sátira sublime como 'el lamento de portnoy'...

Miguel Ángel Muñoz dijo...

También yo, como José, lo leí en la edición de Bruguera. Después de leer la novela que da nombre a tu blog, descacharrante y maravillosa, no pude hacer otra cosa que desprenderme en una librería de viejo de "La pandilla", como se llamaba aquella edición. Ahora echo de menos el ejemplar, pero sólo por viciosa adicción coleccionista.
Abrazos.

Portnoy dijo...

Sí, Miguel Ángel, porque al final el libro tiene simplemente valor testimonial como objeto de coleccionista o como rareza menor que completa la bibliografía del autor.
El chiste, José, es que no hay chiste. Tal vez en su momento, en EEUU, tuviese su dosis de gracia... pero la verdad es que ahora... lo que más me jode es que han conseguido que haga una reseña poco elogiosa de una obra de Roth.

En la sinopsis que ofrece Mondadori se lee: "Y lo hace a través de una sátira política hilarante y desmadrada en la que podría hallarse un claro paralelismo con la actualidad"

En fin...
Un saludo y gracias por vuestros comentarios

Julio dijo...

Me acerqué a tu blog por el título, ya que Roth es uno de mis escritores favoritos. Por cierto, el otro Roth, Henry, es un crack. Te lees dos páginas de cualquiera de sus novelas y ya sabes que es un escritor de altura. Empezó ya muy mayor, pero el talento no tiene edad.

Me pierdo.Que me gusta Roth pero creo que le sucede como en la sátira, que sus últimas novelas/textos de ensayos no son del mejor Roth. Pensaba que esto sólo le pasaba a Auster, porque McCarthy y Pynchon aguantan el tirón. Y Murakami, claro.

Bueno que un saludo y enhorabuena por el blog, no todas las cosas interesantes tienen una gran repercusión, y el tuyo es de esos que voy a agregar a mi google reader para seguir. Tengo pocos. No soy Vila-Matas pero molo.

Un saludo!

P.D.: Si algún día te quieres pasar por el blog o suscribirte al mismo, oye, sólo si te gusta, pues genial, otro amante de la literatura conectado!

Anónimo dijo...

Acabé d leerlo hace unos días, y no puedo estar mas en desacuerdo con vosotros. Es una sátira política muy bien manejada por parte de Roth, que por los temas que trata, tergiversacion de la opinión publica y, ocultacion de la verdad, por decir dos, nunca envejece. Pero supongo que mi formación como jurista y amante de los discursiones políticas he sabido apreciar de diferente manera.
Por cierto gran trabajo con la web-blog