7/6/08

Funny Games U.S., de Michael Haneke

Funny Games U.S. no es un remake de Funny Games. Haneke se limita a calcar plano a plano su primera versión de la película. Como dice j., y suscribo, la película alemana es perfecta y no necesita ningún remake. No sé si es a causa de obligaciones contractuales o porque Haneke ha querido dejar constancia, una vez más, de su originalidad como autor, aunque ésta en muchas ocasiones le lleve a ir en contra del mismo espectador. Ya hemos hablado sobre el tema. (*)
Lo curioso del caso es que, a pesar de ser idénticas, la versión estadounidense de Funny Games me ha dejado indiferente. Tal vez haber visto con anterioridad la versión original desvirtúe el visionado del autoremake y, ahora que lo pienso,quizás sea ese el propósito de Haneke, que nos centremos en comprobar si hay variaciones entre ambas producciones. Pero creo que es un problema de textura cinematográfica. La diferencia técnica entre ambos rodajes es que Funny Games U.S. ha sido sometida a un proceso DI (Digital Intermediate) ¿Se pierde en ese proceso la sensación de realidad que emanaba de la versión alemana y que conseguía angustiarnos? ¿Deja la digitalición aún más patente la falsedad del cine y no era adecuada para este tipo de película? ¿O acaso era consciente Haneke del efecto y pretende, una vez más, fastidiarnos y hacernos reflexionar sobre el hecho cinematográfico?



Funny Games U.S. no me parece perfecta, sin embargo es la misma película.
Algo no funciona.

- Y cuando él supera las fuerzas gravitacionales resulta que un universo es real y el otro es ficticio.
- ¿Cómo?
- ¿Cómo voy a saberlo? Es una especie de modelo proyectado en el ciberespacio.
- ¿Entonces dónde está tu héroe ahora? ¿En la realidad o en la ficción?
- Su familia está en la realidad y él en la ficción.
- ¿Pero la ficción no es real?
- No ¿Por qué?
- Bueno, puedes verla en la película, ¿verdad?
- Claro.
- Bueno, entonces es tan real como la realidad porque también puedes verla, ¿no?



(*) 71 fragmentos de una cronología del azar, de Michael Haneke
Benny's video, de Michael Haneke
La Imagen Pornográfica



Edito para añadir los enlaces que Carlos Maiques ha dejado en los comentarios:

NYTimes

The unhappy World of

Reseña

Minister of Fear

15 comentarios:

La Frontera entre China y Paris dijo...

No he visto Funny Games USA, pero es cierto que la digitalización, al igual que en la música, da una sensación de frialdad y de alejamiento.
La película alemana me parece buenísima y, como dices, parte de su valor estaba en la sorpresa. En esas escenas rebobinadas, en la educación de los asesinos, en la calma con la que empujan a una persona al agua. En ser una película violenta en la que no se ve nada de violencia.
Difícil de superar, aunque se haga otra vez

Viajero dijo...

Bueno, yo creo haber leido que Haneke hizo esta version US simplemente (simplemente?) para que sea vista en ese pais (en donde la difusion de la original fue escasa), puesto que el sentia que era una pelicula con temas pertinentes para la cultura norteamericana.
Quizas Haneke comprende que a la mayoria de norteamericanos no les gusta leer subtitulos.

Portnoy dijo...

La cuestión es que sí es pertinente que los temas que se tratan en FG lleguen a la cultura norteamericana, porque de alguna manera siento que lo que Haneke describe no es tanto la violencia, sino un tipo de violencia inspirada en los modelos cinematográficos estadounidenses (de ahí esos guiños cómplices a la cámara por parte de los personajes que se sienten cómodos en el medio cinematográfico)... no sé, creo que estoy diciendo una tontería. También se podría justificar diciendo que Haneke plasma la fría crudeza nazi... o tal vez sea todo eso... la cuestión es la relación que se crea entre espectador y asesinos (no con las víctimas)
A los estadounidenses no les gusta leer subtítulos, cierto, pero no es menos ciertos que a la mayoría del público de cualquier país tampoco. Yo estoy harto de oír eso de "o veo una película o leo, pero las dos cosas a la vez no" en personas que lo más que leen (y es mucho decir) es la prensa deportiva. Así que, como siempre, hay mucho que decir sobre el tópico.
De todas formas Haneke no hará la versión francesa de la película, ni la japonesa ¿cierto?

Gracias, La frontera, Viajero, por vuestros comentarios.

Kraven dijo...

No, Portnoy, no estás diciendo ninguna tontería. No sé si Haneke toma como referentes ciertos modelos cinematográficos estadounidenses al realizar "Funny games" pero desde luego su violencia está presente en películas como "La naranja mecánica" (aunque británica dirigida por Kubrick),"La última casa a la izquierda" o "La violencia del sexo".

No he visto la película ni pienso verla, bastante mal humor me ha creado ya el visionado del tráiler (dónde ya se veía que era un calco plano a plano), si está hecha para que la vean los americanos, pues eso, que la vean ellos, yo me quedo con la original.

Lo del tratamiento digital de la imagen no creo que tenga nada que ver; es cierto que ciertas películas violentas ganan por la sucia textura de su imagen "La noche de los muertos vivientes", "La matanza de Texas", pero en el caso de "Funny games" el shock lo producía el frío y metódico comportamiento de los personajes.

Vero dijo...

Me gustó mucho la peli, es cierto que no es remake sino copia, pero me pareció un buen experimento. No me impactó tanto como la primera, pero es muy probable que fuese simplemente porque fue la primera que vi (en esta me entretuve un poco viendo la reacción de la gente que la veía por primera vez). También comentaba Luis (de Mínimas) que la actuación de Mühe es superior a la de Roth, y acuerdo con eso. Con respecto a dirigirse al público estadounidense: en una entrevista que se le hizo después de rodar la primera, Haneke criticaba la manera (fascista, decía) de mostrar la violencia en películas como Natural born killers. Así que si así puede llegar a ese público, que está acostumbrado a sentirse cómodo con la manera de representar la violencia, y sacudirles la butaca, me parece válido.
Saludos.

Portnoy dijo...

Haces bien en no verla, Kraven, porque lo único que hacemos quienes hemos visto la original es compararla... y no tiene demasiado sentido. Ni siquiera tendría que haberse estrenado por aquí. Porque, como dice Vero, no nos impacta tanto como la primera. Habría que mirar en páginas estadounidenses para comprobar cual ha sido el impacto de la película en el público. La verdad, pasar de una violencia que se desarrolla como un juego irreal (y supongo que a eso se refiere con lo de fascista) a una situación como la que describe Haneke en la que no hay posibilidad de reacción por parte de las víctimas debería hacerles pensar.
En fin...
Gracias por vuestros comentarios.
Un saludo

Lloyd W. Hopkins dijo...

Dudo mucho que quien ve y disfruta una película, sea norteamericano o europeo, en la que la violencia se desarrolla como un juego irreal, llegue a cuestionarse algo, si es que ve la nueva versión de Funny Games, porque en ella no hay posibilidad de reacción por parte de las víctimas. También dudo que ese tipo de público la vea. Por tanto, ¿no es la obra de Haneke un producto para ser consumido por un determinado tipo de espectador sea éste norteamericano o europeo que se distrae, por ejemplo, con disquisiciones del tipo que Portnoy plantea?

carlos maiques dijo...

Llego tarde a la conversación, pero sí que diría que Funny Games supera en cuanto a (auto)plagio a Psycho de Van Sant. Estoy de acuerdo con la "audiencia Haneke", que de algún modo excede fronteras y está más relacionada con una formación. Ni mejor ni peor, que también hemos encontrado sorpresas con quien disfrutó sin plantearse NADA con American Psycho, sin irse demasiado lejos.

Funny Games, en la nueva versión, tampoco ha sido muy entendida. Os paso unos enlaces, que casi seguro conoceréis, sobre la recepción de su obra, antes y después. Lo que se ha dicho antes sobre los actores lo comparto. Aún así, puede darle un plus de distancia, que Haneke buscara revisitar con este rodaje, del que se habla en concreto en el artículo Minister of Fear.

En fin, un saludo y enhorabuena por la página.

NYTimes

http://query.nytimes.com/
gst/fullpage.html?res=
9502E6DC1E30F933A15755C0A9629C8B63&scp=4&sq=
michael%20haneke&st=cse

The unhappy World of

http://www.nytimes.com/
2005/11/06/movies/
moviesspecial/06ridi.html

Reseña

http://movies.nytimes.com/
2008/03/14/movies/14funn.html

Minister of Fear

http://www.nytimes.com/
2007/09/23/magazine/23haneke-t.html

Señor Toldo dijo...

Gracias por compartir esos links, Carlos.

A mí de esta versión (que todavía no he visto) lo que más me interesa es ver:

— El límite al que ha llevado Haneke su reflexión metadiscursiva sobre el cine: ¿puede repetirse la genialidad de una película si se calca esta misma en su forma, plano a plano, por el mismo autor pero en otro momento de su vida y con distintos intérpretes? Experimento conceptual disfrazado de comercialidad, muy a lo Psycho de Van Sant.

— ¿Ha mantenido ese desasosegante plano fijo (los que han visto la original seguro que saben a cuál me refiero)? A cierta audiencia norteamericana le puede dar un colapso.

Anónimo dijo...

Oye, ¿Y no puede ser que Haneke lo haya hecho por dinero? Ya sé que los genios no tienen intereses materiales y todas esas cosas, pero, no sé, a mí como que me da la impresión.

Portnoy dijo...

La verdad, Lloyd es que la idea se me pasó por la cabeza, pero huyo de cualquier idea que implique cierto elitismo intelectual. De todas formas, en el caso que planteas, en el que Haneke tiene un público transnacional al que le gusta elucubrar sobre los temas que plantea el director, el remake no tiene demasiado sentido, ¿no? (lo cual nos lleva a esa maliciosa posibilidad a la que apunta el anónimo comentarista)
Carlos he editado los enlaces que has proporcionado y los he añadido al mensaje. Gracias. La distancia que establece Haneke con películas como American Psycho o Natural Born Killers radica, sencillamente, en el "fuera de campo"... y sin embargo, es radicalmente más violento en sus propuestas. Da que pensar.
El plano fijo está mantenido, Sr. Toldo, pero es justamente en esa escena en la que pareció que los actores actuaban. Parecía que Roth se esperaba que le dieran la entrada. No sé, me pareció más fría, menos espontanea, pero no puedo juzgarla, únicamente compararla.
En fin...
Muchas gracias por vuestros comentarios
Un saludo

Eme dijo...

Vi el tráiler de esta peli hace tiempo. Y me entraron muchísimas ganas de verla. No sabía de la existencia de una Funny Games alemana, pero ahora que me entero lo tendré en cuenta. A ver si la consigo.

Un saludo

sfer dijo...

"quizás sea ese el propósito de Haneke, que nos centremos en comprobar si hay variaciones entre ambas producciones."

o quizás el propósito sea que nos centremos en comprobar si hay variaciones en nuestras reacciones, las de los espectadores que ya visionaron la primera entrega.

ayer en cinema 3, un miembro del equipo de la película (no recuerdo exactamente quien, lo siento), comentaba que los cambios en la iluminación, por ejemplo, se hicieron para hacerla más "afín" a los gustos "lumínicos" de la audiencia americana.

Portnoy dijo...

Entonces, Sfer, no deberíamos verla... quizás por eso comparamos.
Un saludo

Juan Roures dijo...

No veo la necesidad de un remake, pero supongo que era la única forma de que muchos americanos egocéntricos vieran la película y pensaran un poco.