13/1/08

Apuntes

...Michon nos explicó qué demonios es la poesía. Ahora sabemos que la poesía estaba en la mirada que el futuro poeta Rimbaud dirigió a su horizonte mientras esperaba que Carjat le fotografiara.

(seguir leyendo "Decirlo todo", de E. Vila-Matas)



No corta el mar sino vuela, de Jordi Gracia, debe ser el artículo peor elaborado y documentado que he leído en Babelia. Sin comentar qué sentido tiene hablar de la película Cinderella man para tratar sobre la Autoficción, el autor comete errores imperdonables. Hablar de la Autoficción y olvidar a Enrique Vila-Matas es no haber entendido absolutamente nada sobre el tema. Confundir a Philip Roth con Joseph Roth puede ser disculpable, sí. Pero citar a Elegía, de PHILIP Roth (aunque en el artículo aparezca como obra de Joseph) , como ejemplo de Autoficción, cuando es, desde el punto de vista del narrador, la más objetiva escrita durante años por Roth (Philip). Señor Gracia, Patrimonio, obra de ficción con el subtítulo de "Una historia verdadera", sería el ejemplo a citar. Incluso La conjura contra América, una distopía, podría ser considerada Autoficción.

Autobombo para compensar:

Zuckerman, por Zuckerman, por J. Avilés en Hermano Cerdo.
Y se ha actualizado el ÍNDICE

12 comentarios:

el llibreter dijo...

¡Cómo me he reído! Cosas del azar: te avanzo en exclusiva un fragmento del epílogo que he escrito para Soldados de cerca, de un tal Salamina:

Por la tarde o en las primeras horas de la noche, tras una jornada a veces interminable trabajando con libros deseables que nunca leeremos, tras infinidad de consultas, dudas, gestiones y decisiones, con un balance indeterminado de errores y aciertos, se llega a un punto de saturación en la que el librero puede padecer lapsus épicos. Confundir a Henry Miller con Arthur Miller o quedarse absorto mientras los nombres de Henry Roth, Philip Roth y Joseph Roth se confunden alegremente en una espiral psicodélica con matices de pesadilla.

Saludos cordiales.

Elena dijo...

Bastante impresentable el artículo de Jordi Gracia.

Alvy Singer dijo...

Hay muchas películas para hablar de la autoficción, no la bobalicona Cinderella Man.

Está la película de John Cassavettes, Husbands o hasta Faces que son crónicas del rodaje puras.

Y sobretodo: Curb your enthusiasm, autoficción del siglo XXI.

Frank Báez dijo...

Lo extraño que me encuentro esto de Jordi Gracia sobre todo después de haber leído una excelente traduccióm de Jordi Fibla de The Human Stain de Philip Roth.

Jalapeño dijo...

¡Pero es que aún queda alguien que se sorprenda de las mentecateces sistematizadas de Jordi Gracia?
Bravo por el blog, Portnoy.
cordialmente,
j.

Victor Coral dijo...

Ciertamente más que impresentable el artículo de García, hasta el punto que se me ocurre que podría ser también un problema del editor el haber aprobado un texto tan errático.

La omisión de Enrique Vila-Matas espero que exprese solo la supina ignorancia del crítico y no una voluntad de silenciar que sería insostenible.

Sin embargo, no se entiende la oposición que haces entre objetividad y autoficción. ¿Quieres decir que mientras más objetivo es un texto menos autoficcional es? No lo creo.

JacoboDeza dijo...

Soy exalumno de Jordi Gracia: ahora pienso que ese sería un buen título para mi futura autobiografía.

Yo no sería tan duro con él, aunque ciertamente su artículo no se encuentre entre los más luminosos de su ya dilatada carrera. Su especialidad ya quedó remarcada con el premio Anagrama de ensayo, aunque como todo crítico acabe hablando de lo que se tercie.

Habiéndose convertido este blog en un espacio tan vilamatasiano, no me extraña que se le reproche su ausencia en el texto, pero tampoco exageraría las cosas hasta el punto de certificar un pensamiento automático que genere el binomio autoficción-Vila Matas, como una retahíla. Ni con él comenzó el mundo ni con él va a acabar.

Lo que me interesa es el libro que menciona Gracia en el artículo, de un tal Manuel Alberca, y que desde mis latitudes me queda demasiado lejano. Agradecería alguna lectura por parte de alguien y una reseña crítica, porque creo que el tema nos interesa a todos.

abraham loza dijo...

soy ex alumno de Philip Roth y me parece una falta de respeto increíble que se atribuya una obra de mi maestro a un autor que ni siquiera escribió en inglés.

Anónimo dijo...

Mando el índice del libro de Alberca

http://www.fabula.org/actualites/article21519.php

R.M.R.

porlatangente dijo...

Increíble la metedura de pata de este señor!!! Yo no sé si es autoficción Las promesas del Alba, de Romain Gary porque al acabar supe que se quitó la vida. Todo el mundo es libre de suicidarse pero como su autobiografía es la de un superviviente... en seguida tuve la impresión de que la hubiese escrito otra persona.

Portnoy dijo...

Ante todo mis disculpas por no haber dado señales de vida con anterioridad... cuando el cuerpo se indispone la cabeza... en fin...
una puntualización: mi asombro venía dado más por el hecho de que se permitiese la publicación de un artículo sin ningún tipo de revisión editorial o que ésta hubiese fallado al igual que el autor. No sé, me parece poco profesional, y más viniendo de quien viene y donde aparece publicado. Hay cosas disculpables, como bien dice nuestro amigo Llibreter: "Henry Roth, Philip Roth y Joseph Roth se confunden alegremente en una espiral psicodélica", pero otras no. Citar Elegía en ese contexto significa no haber leído esa obra de Roth (Philip), no mencionar a Vila-Matas significa estar lejos de la actualidad literaria, lo cual no quiere decir que se deba equiparar obligatoriamente Autoficción con Vila-Matas, pero me parece un olvido sospechoso.
En fin, dejemos el tema aquí y olvidemos los errores e intentemos encontrar la belleza, aunque sea en otra dosis de ibuprofeno.
Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, a favor y en contra, y disculpadme no haber podido debatir la cuestión como hubiese querido... maldita cabeza.

JacoboDeza dijo...

Agradezco a R.M.R. el enlace a la reseña del libro de Alberca. El índice me ha dejado con ganas de leerlo y creo que resume con precisión los temas que aquí se van apuntando. Espero hallarlo en La Central en mi próxima visita a BCN (abril).

Saludos.