11/11/07

Gracias, Don Enrique

Una vez inicié una novela con estas palabras: "Nunca tuve suerte con las mujeres, soporto con resignación una penosa joroba, todos mis familiares más cercanos han muerto, soy un pobre solitario que trabaja en una oficina pavorosa. Por lo demás, soy feliz". Me dejé guiar por la influencia del humor de Lichtenberg, el hombre de las ideas propias. Y buscaba con ese inicio evitar la pregunta periodística que me hacían siempre cuando publicaba algo: ¿Es autobiográfico su libro? Pensé que era demostrable que ni era jorobado ni habían muerto mis familiares más cercanos y que eso ahuyentaría por fin la maldita pregunta. Pero fue inútil, porque siguieron preguntándome lo mismo. Yo les decía: "Pero bueno, ¿soy acaso jorobado? ¿Me han visto alguna vez escribiendo de espaldas a una pizarra?".

Enrique Vila-Matas, Dietario Voluble, 11-11-2007

Si queréis saber los motivos por los que estoy agradecido a Enrique Vila-Matas leed el artículo completo en El País: Radio Lichtenberg

12 comentarios:

Fuca dijo...

Estoy de acuerdo con Vila-Matas, tu blog, Portnoy, es original y brillante. Sólo expresa en su artículo lo que muchos pensamos desde hace años. ¡Enhorabuena!

Daniel Quinn dijo...

Enhorabuena Portnoy! Todos sabemos que Enrique siempre es implacablemente genial citando sus fuentes, así que sólo puedes sentirte orgulloso. Espero que la popularidad no te desborde :P

L ' Individu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristina dijo...

Verdammt! (Odio el Internet a Pedales)
Decía que me alegro muchísimo por ti y que es una obviedad casi obscena decir que te lo mereces.

Y que larga vida a tus lamentos, y a un Portnoy sin más joroba que la de los demás...

¿Quedará constancia cette fois ci?

L ' Individu dijo...

Corrección a un comentario mío de las 12:08h]
mmm, soy un poco tonto y llevo horas y meses dándole vueltas a la cosa con mi calculadora científica y no veo porqué "nunca puede haber una última frase". Estamos hablando de la última frase de un libro, ¿no? Que alguien me haga un mapa, por favor.

[Si la gracia está en que quien lo dijo se refería a las últimas frases, así en general, pues... no tiene gracia. Estoy indignado. ¿Acaso no es "Llamaba hacía sí a todas las gabarras del río, todas, y la ciudad entera y el cielo y el campo y a nosotros, todo se llevaba, el Sena también, todo, y que no se hablara más de nada" (según trad. de C.M.) la última frase de Viaje al fin de la noche?]

Alvy Singer dijo...

Esta es la más bella de las historias intertextuales. ¡Diantres!

Portnoy dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Esto sigue igual, por cierto.
Individu, me paree que sí, que necesitas un mapa: "para que una frase sea la última siempre es necesaria otra que lo diga" aunque sea una que diga "Fin" al igual que hay otra que dice "así empieza"
... "y que no se hablara más de nada.
Un saludo

subal dijo...

Mis más sinceras felicitaciones, señor Portnoy. Me produce una gran alegría coincidir con el seór Vila-matas en sus apreciaciones sobre este blog.

¡Tres hurras por Portnoy!

Hip, hip...

Petrusdom dijo...

Os felicito con un aforismo del amigo Georg Christoph: "Quitarse el sombrero es una abreviación de nuestro cuerpo, un empqueñecerlo".

Felicitaciones por vuestro buen trabajo y os "linqueo".

Gabriela dijo...

El enlace ya no está vivo, querido Portnoy, aunque deduzco, por lo que se dice más arriba, que Enrique te ha citado. Si tienes tiempo y puedes, envíame el artículo via mail, que me dará mucho gusto ver que estás en su horizonte.
Un gran abrazo.

Portnoy dijo...

Gracias Petrusdom...
Gabriela he probado el enlace y parece que si funciona... de todas formas te he mandado el enlace por correo.
Un saludo y gracias

malvisto dijo...

Excelente; qué buena palmada en la espalda... eso para decir, Continúa.