5/12/06

Putas asesinas VII: Putas asesinas , de Roberto Bolaño

Creo que no hay mucho que decir en torno al relato titulado Putas asesinas.
Me parece un relato desarrollado en torno a una mala idea, o, como mínimo, a una idea no demasiado original, que narrativamente, al emplear el diálogo (?) (diálogo-monólogo) uno de los recursos que menos juego puede ofrecer, es poco ambicioso, y que en conjunto está encaminado a provocar cierta sorpresa final (lo cual ni es bueno ni es malo, pero en los tiempos que corren es un recurso que aburre)
Es un relato usual, corriente, ¿vulgar?... ¿lo destacaríamos de no haber sido escrito por Bolaño?
Putas asesinas no resiste una segunda lectura. La intriga (mínima) que te asalta la primera vez que lees el relato desaparece en una relectura, a causa quizás de la insustancialidad de la supuesta tensión, y se descubre el artificio narrativo porque no está demasiado desarrollado. Recordaba Putas asesinas como uno de los peores (¿o menos buenos?) relatos de Bolaño... quizás el relato no resiste ni una primera lectura.
Tanto por su contenido como por su forma Putas asesinas es un relato que poco puede aportar a una visión de la obra de Bolaño como un todo interrelacionado. En todo caso nos permite apreciar el lado humano de Bolaño, la falibilidad de la genialidad.

Una consideración extraliteraria:
Últimos atardeceres en la Tierra hubiese sido un excelente título para esta recopilación de relatos. El uso de Putas asesinas como título genérico me induce a creer que Herralde quería vender el libro a toda costa a sabiendas de que el contenido del libro podría ser decepcionante, de que al estar publicando lo menos selecto de Bolaño necesitase un título contundente, comercial. Parece como si Putas asesinas estuviese formado por material desechado y relatos presentados, y no premiados, en concursos ignotos. No poder rastrear la fecha en que cada relato fue escrito, que se publicase después del éxito de Los detectives salvajes...
Es significativo que en una entrevista Bolaño eludiese la respuesta:

-Podrías ir un poco a las motivaciones del cuento Putas asesinas, por qué es el título del libro y qué piensas de ellas?
-Para mí es difícil responder por qué escribo un libro. Seguramente porque es lo que mejor se hacer. ¿Qué pienso de las putas? Bueno, siempre he tenido en gran consideración ese oficio y las putas, por lo tanto, gozan de todos mis respetos. Todas las putas. Las pobres y las de alto standing. Mujeres virtuosas y trabajadoras, mujeres que parecen salidas al mismo tiempo de un melodrama mexicano de los años cincuenta, como de las páginas de la bizantina Ana Comneno. Y que, además, como si lo anterior no fuera suficiente, son lo más parecido que hay a un reloj. Las putas son las mujeres-reloj por excelencia. Desde Catulo a Baudelaire, todos los poetas las han amado. Y quien no las ama o es un impotente o un jodido puritano hipócrita de la peor especie.


"Dejo que me plagien con total tranquilidad" por Alvaro Matus

La frase insignia del relato me deja un tanto estupefacto:
“Las mujeres son putas asesinas, Max, son monos ateridos de frío que contemplan el horizonte desde un árbol enfermo, son princesas que te buscan en la oscuridad, llorando, indagando las palabras que nunca podrán decir”


En fin, poco más se puede decir.

14 comentarios:

frank dijo...

Varias cosas.
- Me parece buenísimo analizar los peores relatos de Roberto Bolaño, y para los que escribimos siempre mal, esos relatos resultan como un consuelo de que algún día, quizás, vamos a poder conseguir alguito.
- Ultimos Atardeceres en La Tierra, Last Evenings on Earth,
es el título que le pusieron los gringos a la recopilación de cuentos que hizo Chris Andrews. Es uno de los libros del año según el Times y varias revistas literarias gringas. El título definitivamente está más cerca de Bolaño que el otro.
-Lo extraño del volumen de Putas Asesinas es que hay cuentos tan buenos como Ultimos atardeceres en la tierra y El Ojo Silva, al lado de relatos como Putas Asesinas, como Prefiguración de Lalo Cura, Dentista, Encuentros con Enrique Lihn, que no se hayan a la alturas de esos dos primeros...
- Vagabundo en Francia y Bélgica, Gómez Palacio,Días de 1978 y Buba, son cuentos buenísimos, y sí estan a la altura de esos dos primeros.
- Está el caso de Fotos, que aparentemente fue un capítulo rechazado de los Detectives Salvajes o surgió durante la escritura de la novela. Aunque se puede leer como un bonus extra del Los Detectives Salvajes, y cuando uno lo lee se dice que Arturo Belano sigue vivo por Africa.
- Y aparece Sophie Podolsky, personaje literario fetiche de Bolaño. He intentado conseguir libros de ellas. Pero están agotados. Una amiga fue recientemente a Paris y busco en librerías de libros usados.. y nada. La quiero traducir para un número de Ping Pong. Si alguien tiene el libro comuníqueseme conmigo.
- Y está lo de Carnet de Baile que recuerda a las numeraciones de Perec y que está buenísimo.
- Nada, vamos a esperar El secreto del Mal, el volumen que va a editar el año que viene Ignacio Echevarría a partir de los cuentos inéditos de Bolaño.
- Saludos

Fuca dijo...

A mí tampoco me gusta este relato de Bolaño. ¿Por qué se escogió el título de este cuento como título genérico? Quizá haya una razón literaria, es el único que tiene una forma distinta a los demás. Todos los relatos están contados por un narrador en primera o tercera persona, a excepción de “Putas asesinas”, escrito en forma dialogada. ¿Realmente un cuento puede carecer de un narrador ajeno al diálogo? ¿Estamos ante una composición perteneciente al género narrativo o al teatral? El soliloquio de la puta asesina forma parte del texto dialogado, por lo que creo que no es un cuento.

Estoy de acuerdo con el último comentario de Portnoy en el relato anterior, el narrador está lejos de Bolaño o de Belano o de B, parece que el escritor se siente más cómodo cuando Belano o B nos cuentan los relatos, por lo menos a mí son los cuentos que más me gustan. Lo que sí manifiestan todos los relatos, independientemente de quién sea el narrador, es el pesimismo que embarga a la persona que está detrás de todos ellos. En este cuento, la protagonista reflexiona sobre los ojos del supuesto Max, que contemplaban la vida, “que miraban la gloria y la felicidad, los deseos saciados y la victoria, esas cosas que sólo existen en el reino del futuro y que más vale no esperar pues nunca llegan”.

Un saludo.

Juan Manuel dijo...

No coincido con el comentario de Portnoy sobre el cuento Putas asesinas. Al menos el relato tiene el mérito, que no tiene casi ninguno de los otros cuentos que integran el libro, de mantener una tensión constante. Y, a mi modo de ver, esta tensión lo rescata, ya que los relatos que no la tienen son los únicos que no valen la pena ser leídos. Sí, la falta de tensión dramática, lo único que no puede ser disculpado en un cuento, aparece aquí desde la primera línea, y va creciendo paulatinamente a medida que el bello, por momentos exquisito lenguaje de la puta se desarrolla. Porque si algo tiene este relato, y que la crítica parece haber pasado por alto deliberadamente, es un lenguaje de una belleza poco frecuente. Hay frases que son verdaderamente muy bellas, que no se le habrían ocurrido nunca a un prosista mediocre. Por otra parte, si bien no es original, en esto coincido con Portnoy -me pregunto qué falta le hace a un cuento serlo-, se me da por querer saber por qué le exigimos originalidades a Bolaño cuando siempre le hemos disculpado a Carver su adocenamiento. Bien sabido es por cualquiera que esté medianamente ligado a la literatura que la originalidad suele ser la coartada de los leves. Saludos cordiales para todos los que participan de este bello blog.

El Mazo dijo...

Saludos Portnoy, como siempre encantado de hablar de Bolaño, sólo que hoy me encuentro en desacuerdo con sus apreciaciones. Para mí, este cuento ( 'Putas Asesinas') es uno de los mejores relatos en cuento de Bolaño. Primero, su estructura de diálogo me parece un homenaje (un ADN literario de este cuento)a Raymond Carver. Carver usa una estructura similar en uno de sus cuentos que se llama 'Intimidad'. Bolaño siempre ha comentado que Carver es uno de los más grandes en el género, y esa tensión de las relaciones familiares propia de Carver se traslada a esa tensión del cuento Putas Asesinas. Aquí es donde entra algo que me parece genial en este cuento, esa tensión familiar, como el reclamo de una amante, esconde en realidad una tensión mayor entre las relaciones sociales, mejor dicho, en ese cuento aparecen las relaciones entre la dictadura y la otra juventud chilena, representada aquí en la mujer. Por un lado tenemos a los perfectos muchachos muy de la derecha, y bueno, por ahí pueden seguir este ejemplo, digamos que Bolaño está describiendo acá a esa derecha victoriosa y prepotente de Pinochet con esta frase: "... unos ojos sin profundidad, distintos de los ojos que tienes ahora, infinitamente distintos de los ojos que tendrás dentro de un rato, que miraban la gloria y la felicidad, los deseos saciados y la victoria, esas cosas que sólo existen en el reino del futuro y que más vale no esperar pues nunca llegan". Victorias que más adelante van a cantar esa banda o pandilla con las banderas en alto y cantando himnos que son reproducidos por dos comentaristas estúpidos de la televisión, tal como la dictadura usaba los medios de comunicación, y en ese entonces 'la televisión nunca miente'. Las tensiones abordadas en este texto terminan escondiendo otras cosas a diferencia de la obra de Carver, la mujer, parece atraída por una concepción burguesa del mundo, le gustaría estar con ellos y salir de fiesta un sábado en la noche, pero no lo logra, su resentimiento es mayor como se ve al final del texto. la misma figura del príncipe y la princesa como si de los reyes católicos se trataran es otra pista para el terreno político, la colonialidad y el poder, tal vez el mismo mito de la malinche mexicana resuena en este caso. Más adelante, en el cambio de actitud que tiene la princesa del cuento aparece la siguiente frase dicha tal vez con la rabia contenida : "Tú no sabes nada de pintura, Max, pero intuyo que sabes mucho de soledad. Te gustan mis Reyes Católicos, te gusta la cerveza, te gusta tu patria, te gusta el respeto, te gusta tu equipo de fútbol, te gustan tus amigos o compañeros o camaradas, la banda o grupo o pandilla, el pelotón que te vio quedarte rezagado hablando con una tía buena a la que no conocías, y no te gusta el desorden, no te gustan los negros, no te gustan los maricas, no te gusta que te falten al respeto, no te gusta que te quiten el sitio". Como se podría decir desde un discurso de izquierda a un discurso del orden de la derecha en esos días, con la referencia a la tropa de soldados incluida. Por último la despedida, de un príncipe vehemente a una princesa inclemente. La vehemencia refiere a es pasión y fuerza, ese amor por la patria demostrado de forma irreflexiva por estos personajes y lo inclemente es ese No olvido que aún hoy divide a la sociedad chilena.

Por el lado más formal, me parece que también Bolaño juega en este cuento con gran parte de su obra, por lo menos parte de Amberes aparece en esta obra, oculta en las palabras 'el viento'. Además, uno de los capítulos de esta obra de Bolaño juega con la idea del mono en la copa de un árbol (aquí no referido sólo a las mujeres). Esa idea del mono aparece bajo la pregunta de ¿Quién fue el primer humano que se asomó a una ventana? y la respuesta es 'supongo que un mono' (recordar el final de 'Los detectives Salvajes'), y más adelante 'Un mono asomado a una ventana purulenta viendo declinar el día'. Y más adelnate 'La hora se infla, revienta. Supongo que fue un mono en la copa de un árbol'. ¿Qué hay detrás de la ventana?... puede que un mono aterido de frío.

Como siempre, muy buen blog, gracias por dar espacios para discutir sobre Bolaño.

Portnoy dijo...

Supongo Mazo que cada lector extrae consecuencias únicas de sus lecturas. Yo no me atrevería a buscar un significado simbólico al relato de Bolaño. Acepto que exista cierta carga política en él, pero en esa confrontación derecha-izquierda (no exclusiva de Chile) no creo que Bolaño pensase en la ejecución sumarísima de los usurpadores (o sí, que sé yo)
De todas formas ya habíamos acordado ceñirnos únicamente a lo que el texto dice, no a lo que podemos creer sobre la naturaleza del narrador o el sentido del texto.
Juan Manuel, si no apreciásemos por encima de todo el lenguaje literario de Bolaño seguro que no estaríamos aquí comentando sus relatos. Estamos entregados a Bolaño y a su obra, y eso nos pierde... tal vez calificar de malo (o menos bueno) Putas asesinas sea fruto de la decepción de no encontrar al Bolaño genial, de encontrarnos en este relato con un Bolaño menos elaborado, más simple... siempre en comparación con otras obras de él.
En cuanto a la originalidad... no sé, no me gusta demasiado Carver... si la obra de Carver sufre de adocenamiento ¿debemos disculpar ésta en el resto de autores? Yo creo que debería ser al contrario (a menos que te guste Carver sobremanera y busques al Carver que habita en otros escritores)... en fin, no mezclemos temas.
De todas formas la tensión de Putas asesinas radica en desconocer lo que va a suceder... es una tensión narrativa que creo que no resiste una segunda lectura.
En los primeros relatos de la colección la tensión se lograba explorando campos semánticos, el de la desolación, la tristeza, el abandono... podríamos decir que es una tensión literaria (y a mí entender de mayor mérito que la narrativa)
Descontando que el lenguaje es brutalmente lírico como es costumbre en Bolaño (y que acentúa el contraste ente lo que cuenta y cómo lo cuenta) pienso que Putas asesinas es decepcionante... pero no por ninguna razón objetiva, sencillamente lo creo así, siento que le falta algo...
Tal vez no me sugiera tantas cosas...
Pero me recuerda otras, Fuca.
En lo que se refiere a lo teatral, Putas asesinas siempre me ha recordado cierta escena de Reservoir dogs, por lo de la tortura, el monólogo del torturador y esas cosas:

Mira, no te voy a mentir, ¿vale?
En realidad me importa un bledo lo que sabes o no sabes, pero te voy a torturar de todos modos, a pesar de todo.
No para conseguir información. Me resulta divertido torturar a un policía.
Puedes decir lo que quieras porque ya lo oí todo antes. Lo único que puedes hacer es rogar por una muerte rápida que no vas a tener.

(Convertir a Michel Madsen en una prostituta tiene su mérito, no lo niego) ;-)

Ah, Frank, es muy difícil escribir "mal" como Bolaño... :-) Es broma. También busqué algo sobre Podolski sin resultado. Gracias por las noticias sobre el Bolaño traducido y el Bolaño inédito (tiemblo)
Gracias por vuestros comentarios y por mostrarnos vuestros puntos de vista... supongo que la disparidad hace que comprendamos mejor las cosas.
Sigamos discutiendo, por favor.
Un saludo

Valdecuélabre dijo...

Lo peor que le podía pasar a Putas asesinas era cargar con la responsabilidad de dar título al libro, y para colmo, que hayan escogido una frase tan ridícula para presentarlo (la de los monos ateridos de frío). Coincido con los que decís que Últimos atardeceres en la Tierra es infinitamente mejor.
El relato en sí no me ha decepcionado. Para mí gusto le sobran algunas cosas (la voz en off, por ejemplo), y le faltan otras, pero en general me ha resultado entretenido (algo es algo, no todos los relatos lo consiguen).
Me da la impresión de que buena parte de los relatos de esta colección los ha utilizado Bolaño (en su momento) como ejercicios literarios, dada la variedad de estilos que encontramos en él.
Saludos.

El Mazo dijo...

Portnoy, por aquí puedes seguri la obra de Sophie Podolski...
ahí está toda, en fragmentos de diferentes entradas de un blog
http://20six.fr/paul-et-mick-victor/cat/143174/0

Juan Manuel dijo...

La verdad es que a mí los cuentos de Bolaño tampoco me impresionan demasiado;Putas asesinas me parece un libro de relatos correcto, con algún que otro texto más o menos valioso; son historias construidas a partir de una anécdota más bien fragmentaria; en casi todos se nota la teoría de la subyacencia, que hoy por hoy me parece casi un clisé.
No sé, acaso valdría la pena preguntarnos si Bolaño es genial. Posiblemente esa categoría, la de "genio", de ya para todo un debate. Y de cualquier manera no he leído ni siquiera parcialmente la obra de Bolaño, de modo que mal puedo decir si estamos o no ante un narrador de un talento extraordinario. A juzgar por el nivel de estos cuentos, pues creo que no, pero tomar sólo parcialmente la obra de un escritor, pretender abrir juicio sobre sus cualidades a partir de un puñado de textos, es tener una actitud pretenciosa.
Portnoy, no digo que debamos disculpar lo corriente, los relatos vulgares; sólo traté de puntualizar que Carver -para mí,un escritor sobrevalorado- hizo de el adocenamiento su materia narrativa. E hizo con ese material una obra realmente buena, esto no creo que se pueda discutir. Por eso dije que la originalidad no es condición necesaria; se da o no, simplemente.
Por otra parte, creo que en este cuento se nota desde el principio que lo que va a suceder es irreversible, y después de leer algunas líneas , de enterarse un poquito de qué va, se hace notorio que este pobre tipo está condenado, no tiene salvación, por eso la tensión crece y se hace asfixiante, si me perdonan el clisé.
Otra cosa que noto es que el tono y el tema de ese cuento no guarda ninguna relación, ni tematica ni estilistica con el resto, lo que quizá puede descolocar al lector. Lo que sí es cierto es que me parece muy erótico, pero tal vez yo sea un perversito...

Fuca dijo...

Pues a mí me resulta interesante la interpretación política del Mazo sobre este cuento de Bolaño, esas relaciones entre la dictadura y la juventud chilena. Lo que no veo muy claro son las equivalencias; la dictadura representada por el supuesto Max es bastante evidente, pero la juventud chilena identificada con las putas ya no está tan claro, o puede que sí, que tanto jóvenes como putas intenten salir de una situación impuesta, aniquiladora.

Es interesante apreciar las distintas interpretaciones que podemos darle a los relatos de Bolaño. Seguiremos comentando. Un saludo.

Lucas dijo...

No estoy de acuerdo. Putas asesinas es un relato magnífico: lo importante no es la anécdota, sino el lenguaje. El uso del monólogo no es un desacierto, porque estamos ante uno de los relatos de Bolaño más cercano a la poesía: el personaje de la protagonista se construye a través de un discurso muchas veces nebuloso, surrealista, de fuerte impronta poética. Alcanza casi dimensiones míticas. No estamos ante una vulgar psicópata, sino ante una configuración moderna de la maga Circe.

Portnoy dijo...

Entiendo lo que dices, Lucas, y me parece acertado... sin embargo, a pesar de esas implicaciones, pienso que P.A. es un relato incompleto, pobre, poco desarrollado... es como si estuviésemos ante dos Bolaño, el de las grandes novelas, donde sus relatos se engarzan uno a otro dando sensación de estructura sólida, y el de los propios relatos en sí, quizás algo desangelados independientes de una estructura... no sé, tengo que pensarlo.
Gracias.

Anónimo dijo...

Quizás se os escapó una cosa:
Putas asesinas es un cuento de Terror (escribid varias veces Terror, y cada vez que escribáis Terror tenéis que escribir la T más y más grande...).

Anónimo dijo...

Es mi primer post, llegue a Bolaños por este libro y la verdad me decepciono muchisimo al punto tal de escapar de todos sus libros, de decir este escritor no es para mi, los cuentos son muy malos, aburridos, desparejos entre si y dentro de si mismos. Un libro destinado a juntar polvo y que hizo que cuando hablaran de este autor dijera que es un autor de los tantos que no me gustan. Espero alguna vez superar lo que me causo este libro y encarar otro libro de Bolaños que para mi va a ser una mala copia del Chavo.

Anónimo dijo...

llevo mucho tiempo intentando conseguir algo de sophie podolski, por favor si alguien tiene un link donde haya obra suya se los agradeceria mucho