11/10/06

Viajes con Heródoto, de Ryszard Kapuscinski

Un joven reportero polaco recibe en los años cincuenta su primer destino internacional y un sorprendente regalo que le acompañará durante muchos años.
Los nueve libros de la historia, de Heródoto es ese regalo.
Viajes con Heródoto de Ryszard Kapuscinski es un extraño libro en el que las realidades y los tiempos se superponen y narra un viaje, el del aprendizaje de Kapuscinski alrededor del mundo de la segunda mitad del siglo XX, un mundo dividido en Este y Oeste, un mundo difícil de entender y al mismo tiempo, superpuesto a ese viaje, el que realiza el mismo autor de la mano de Heródoto por las épocas más antiguas de las que se tiene constancia.
Heródoto es más un reportero que un historiador. Investiga y viaja hasta los confines civilizados y allí escucha a quienes le hablan de otras tierras lejanas y otros pueblos ignotos. Al mismo tiempo que indaga no desperdicia ningún tipo de información pues sabe que la memoria del hombre se sustenta en lo que deja anotado para el futuro:

“El hombre contemporáneo no se preocupa de su memoria individual porque vive rodeado de memoria almacenada (...) En el mundo de Heródoto, el individuo es prácticamente el único depositario de la memoria. De manera que para llegar a aquello que ha sido recordado hay que ir hacia él; y si vive lejos de nuestra morada, tenemos que ir a buscarlo, emprender el viaje, y cuando ya lo encontremos, sentarnos junto a él y escuchar lo que nos quiera decir. Escuchar, recordar y tal vez apuntar. Así es como, a partir de una situación como ésta, nace el reportaje".


El maestro Heródoto viaja junto al alumno Kapuscinski. No se trata de establecer paralelismos entre el pasado y el presente. Lo que Kapuscinski narra es un extraño y único momento en la vida de un escritor, aquel en el que descubre a otro autor que le precedió y en el que reconoce a su maestro y explica a sus lectores como se produce ese reconocimiento. Dos tiempos separados por miles de años avanzan al mismo tiempo en Viajes con Heródoto, dos realidades coexisten cuando el escritor comenta sus experiencias como lector.

A veces, como lectores, encontramos respuestas a nuestras preguntas en los libros. ¿Por qué conejos? pregunté alguna vez. Tal vez Heródoto sabía la respuesta y Kapuscinski la ha rescatado en un libro en cuya portada aparece la liebre dibujada por Durero:

¿Papel decisivo de una liebre en el devenir de la humanidad? Los historiadores están de acuerdo en que no fueron sino los escitas los que detuvieron el avance de Darío sobre Europa. Si esto no se hubiera producido, el destino del mundo habría podido tomar otro rumbo. Y la retirada de Darío se debió a fin de cuentas al hecho de que los escitas, al perseguir alegremente una liebre ante los ojos del ejército persa, demostraron que éste les tenía sin cuidado, que lo desdeñaban y menospreciaban. Y aquel desdén, aquella humillación, fue para el rey de los persas un golpe mucho más atroz de lo que hubiera sido su derrota en una gran batalla.

Esto, que ocurrió al norte del Mar Negro, lo cuenta Kapuscinski desde el Congo.
Yo no recomiendo leer Viajes con Heródoto sin leer Los nueve libros de la historia. Sobre todo porque así puedes compartir la admiración de Kapuscinski por el autor griego. Por otra parte leer Viajes con Heródoto sin haber leído a Heródoto estimula las ganas de hacerlo. No se trata de que ambos libros se complementen ni que, curiosamente, tengamos que buscarle un significado oculto. En la época en que Kapuscinski leía a Heródoto el mundo también estaba dividido, Este Oeste, griegos y persas. Quizás Kapuscinski esté buscando la liebre que en sus tiempos podría haber paralizado la contienda o, puesto que Viajes con Heródoto está escrito en el año 2004, persas y griegos necesiten de nuevo una liebre que detenga las hostilidades.

(Fragmentos extraidos de Viajes con Heródoto, traducción de Agata Orzeszek para Anagrama)

16 comentarios:

Portnoy dijo...

De todas formas creo que queda claro que las liebres (y los conejos) forman parte del Plan

Berlin Smith dijo...

De todas formas, no es su mejor libro. A mí me ha pasado que me han dado ganas de leer a Heródoto. Pero eso me pasa desde el Paciente Inglés :-)

Portnoy dijo...

Hay que leer a Heródoto, Berlín... es imperdonable no hacerlo.
:-)

Alvy Singer dijo...

Kapuscinski es excelente, su Ébano es un libro bellísimo !

PD: Portnoy se puede encontrar Adiós Columbus en castellano?!

Portnoy dijo...

No te lo vas a creer Alvy, sólo está traducido al Bable.
¡Bien por los asturianos!
;-)

Alvy Singer dijo...

Aghhhhhhhh bien por los asturianos pero ahora mismo estoy sintiendo una grandiosa indignidad por esos exclusivos que lo pueden leer en bable. Qué suerte!!

¿Mondadori, Seix Barral o Alfaguara harán algo al respecto?

Alvy Singer dijo...

Buena noticiaaa y no , no es de goodbye columbus :(, la buena noticia es que, fortunately , van a editan La Contravida (The counterlife) otro zuckerman inédito en Seix Barral.

Portnoy dijo...

The counterlife, The Facts, Goodbye Columbus y Portnoy's complaint son las (nuevas) traducciones de Roth que anuncia Seix Barral.
Hay cosas descatalogadas por ahí... La pandilla, Mi vida como un hombre, El profesor del deseo...
En fin... tanta lectura y tan poco tiempo

Loriana dijo...

Portnoy, a lo mejor te gustaría asomarte a este texto de Magris sobre Kapuascinski que he colgado en una rama del Bosque:
http://www.emboscados.com/foro/viewtopic.php?TopicID=2008

Un abrazo,
Loriana

No quiero ser repetitiva y seguro ya te hartará que te digamos lo mismo cada año pero... Roth, cada año está más cerca de Estocolmo, ya verás... :D.

Loriana dijo...

(ejem, no hacer caso a esa "a" que sobra...)
:-)

Portnoy dijo...

Muchas gracias Loriana. Dejo el enlace directo:
Magris sobre Kapunscinki

En fin, no te disculpes... de hecho el nombre lleva una serie de extraños acentos sobre consonantes que nos saltamos alegremente...
;-)

Muchas gracias, en serio. Siempre es un placer descubrirte al otro lado.

Ahhh, y una confesión... pensé que Kapunscinki podía ganar el Nobel, por eso colgué la reseña.
Como me pasó con Jelinek, desconozco totalmente la obra de Pamuk.
En fin... un saludo

Alvy Singer dijo...

:D! :D! :D ! Me ha hecho muy feliz Portnoy, ya era hora de que reeditasen a Roth EN CONDICIONES.

No se si lo ha visto pero DeBolsillo está editando TODO LO GRANDE de Saul Bellow en bolsillo: en un plisplas me hice con las aventuras de augie march (uno de mis libros favoritos) , herzog y el legado de Humboldt (que no he léido).

Me parece una oportunidad única para tener todo bellow y a un precio excepcional. ¿Lo próximo? La víctima, El planeta de Mr. Sammler... Quien sabe? Bellow fue el puto amo.

Valdecuélabre dijo...

portnoy, alvy... que Adiós, Columbus sólo esté traducida al bable a quien más sorprende es a nosotros, los asturianos, porque publicar en bable, incluso en Asturias, tiene un mercado muy limitado (y poco rentable). Que yo sepa ésa es la única obra de Roth traducida al bable.

Portnoy dijo...

Desde luego, Valde, es una apuesta arriesgada. Estoy por comprarla por curiosidad.
Alvy, ¿tomaste las pastillas?
:-)

Un saludo y gracias por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

No sabes si se consigue una versión virtual que pueda bajar para leer el libro de viajes con herodoto?, resulta que soy estudiante de primer semestre de comunicación y me lo pidieron pero es costoso

Gracias

ALE

Portnoy dijo...

No lo siento. Consulta en la biblioteca, seguro que lo tienen.