15/8/06

Lugares de veraneo



"...¿Qué fue aquello? ¿Un meteorito? ¿Una visita de habitantes del abismo cósmico?
De una manera u otra, nuestro pequeño país presenció el nacimiento de un milagro: La Zona.
Inmediatamente enviamos tropas allí. Pero no han vuelto. Entonces rodeamos La Zona con cordones policiales. Quizás era lo mejor que se podía hacer. Sin embargo, no lo sé..."


De una entrevista realizada al ganador del Premio Nobel, el profesor Wallace.



-Se cree que un meteorito cayó por aquí hace unos veinte años. Quemó por completo el pueblo. Buscaron el meteorito pero nunca fue encontrado, por supuesto.

-¿Por qué "por supuesto"?

-Entonces comenzó a desaparecer gente por este lugar. Venían aquí y ya no volvían. Así que se llegó a la conclusión de que el meteorito no era realmente un meteorito. Primero rodearon el lugar con alambradas para ahuyentar a los curiosos. Todo esto hizo aumentar el rumor de que había un lugar en la Zona donde los deseos se hacían realidad. Naturalmente, se comenzó a vigilar la Zona como si fuera el manzano del Paraíso. Quién sabe que clase de lugar prohibido podría alguien albergar.

-¿Si no era un meteorito entonces qué era?

-Te lo voy a decir: nadie lo sabe.

-¿Y tú qué crees?

-Nada, o todo. Un mensaje a la humanidad, como un amigo mío dice. O un regalo. Algún regalo.

-¿Por qué diablos
iban a hacerlo?

-Para hacernos felices.




En la Zona, el camino más largo es el menos arriesgado.

(De los subtítulos de Stalker, de Andrei Tarkovsky)

7 comentarios:

Danae dijo...

Vaya, qué casualidad, justo ayer estuve en Estonia. Vía tv, por supuesto.

Francisco Ortiz dijo...

Película y novela absolutamente imprescindibles.

Alvy Singer dijo...

Stalker... pendientes... veré el film, claro.

2+2=4 3-2=? dijo...

Stalker es increible. A mi siempre me ha llmado la atención esa poesía mística que logró Tarkovsky con elementos más bien simples. En Stalker un potrero preurbano (o mejor dicho post-úrbano), un riachuelo lleno de escombros (un pasiaje postapocalíptico), el más simple movimiento tiene una atmósfera de misterio increible. Es un camino largo no por la exstención sino por el hecho de que cada segundo que se recorre es como un siglo de contemplación.

Daniel Quinn dijo...

Yo tengo Stalker al lado de la mesita de noche para recordarme cada mañana al levantarme que todavía no la he visto, jeje. Ya va más de un mes así, pero es tan larga que cuesta encontrar el momento...
Saludos!!

Ary dijo...

Esto es del libro conocido como Picnic Extraterrestre de Arkadi y Boris Strugatsky, lo lei hace muchos años y perdí el libro pero anda por la web una version en pdf.

Gabriel Báñez dijo...

está en español?