29/3/06

Stanislav Lem y Philip K. Dick

Para j

Saco los fragmentos que siguen de un artículo publicado en Escuela de Letras

Hacia fines de 1972, según Jeet Heer[1], Stanislav Lem ya entonces un autor reconocido, le solicitó a Dick autorización para publicar Ubik en polaco. Lem era un gran admirador de la obra de Dick, a quién consideraba el único contemporáneo de valía en el campo de la ciencia ficción[2]. Pero por las restricciones de intercambio monetario que existían entre el bloque oriental y el bloque occidental, Dick no pudo cobrar los derechos de publicación y acusó a Lem de fraude. Hasta aquí, sin embargo, no se puede decir que esto implique un episodio paranoico porque suena lógico que el autor de Ubik reclamara sus regalías.
(...)
Dick llegó rápidamente a una conclusión: Lem era un agente de la KGB al mando de una amplia organización que incluía a Suvin, Rottensteiner y Fitting, todos nacidos fuera de los Estados Unidos, bajo una ‘cadena de comandos a la orden de Lem en Cracovia, Polonia, un funcionario del partido totalitario’. La intención del grupo del Partido de la Cortina de Hierro era ‘obtener monopólicas posiciones de poder desde las cuales pudieran controlar la opinión a través de ensayos crítico y pedagógicos, convirtiéndose en una amenaza a todo el campo de la ciencia ficción y su libre intercambio de ideas”. Según afirmaba, su vida estaba en peligro y Lem y su conspiración planeaban secuestrarlo y lavarle el cerebro.

[1] Parte de la información de estas notas fue tomada de “Marxist literary critics are follow me!: how Philip K. Dick betrayed his academic admirers to the FBI”, en Lingua franca: the review of academic life. vol. 11, nº 4 (may-jun 2001)


[2] Ver “Philip K. Dick: un visionario entre charlatanes”. En: El Péndulo 15 (mayo 1987) Buenos Aires


Por su parte, Lem jamás dejó de demostrar su admiración por el escritor estadounidense. Buen ejemplo de ello es el artículo mencionado más arriba, Un visionario entre charlatanes, que afortunadamente un tal Mishkin recogió y grabó en uno de los muchos árboles de El Bosque