15/11/05

Haruki Murakami

“El mundo es mediocre. Eso no admite duda. ¿Quiere decirse con ello que el mundo es mediocre desde su origen? De ningún modo. El origen del mundo es el caos, y el caos no es mediocridad. El proceso conducente a la mediocridad comenzó cuando los humanos separaron la vida cotidiana de los medios de producción. Posteriormente, cuando Karl Marx introdujo la noción de proletariado, sin saberlo estaba consolidando la mediocridad. He ahí la razón de que el estalinismo esté directamente vinculado al marxismo. Admiro a Marx. Es uno de los escasos genios que conservan el recuerdo del caos primitivo. En ese mismo sentido también admiro a Dostoievski. Sin embargo, no me seduce el marxismo, porque es tremendamente mediocre.

De La caza del carnero salvaje. (Trad. F. Rodríguez-Izquierdo)

"En algún lugar lejano había una isla de mierda. No tenía nombre. No valía la pena ponerle nombre ninguno. era una isla de mierda con forma de mierda. Allí crecían palmeras con forma de mierda. Y las palmeras daban cocos que olían a mierda. Pero allí vivían monos de mierda que adoraban los cocos que olían a mierda. Y cagaban mierda de mierda. La mierda caía al suelo, aumentaba la capa de mierda y las palmeras de mierda que allí crecían eran cada vez más de mierda. Un círculo vicioso. (...) Mirándote me he acordado de la historia de la isla de mierda. (...) A lo que me refiero es que hay un tipo de mierda, un tipo de podredumbre, cierta tenebrosidad que se autoalimenta y, formando un círculo vicioso crece con celeridad. Cuando se sobrepasa cierto punto, nadie lo puede detener.”

De Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. (Trad L. Porta)
Ambas obras de Haruki Murakami.

Lo que me preguntaba es hasta que punto la insularidad japonesa, las condiciones geográficas de Japón (y no me refiero solamente al hecho de ser islas, también a la inestabilidad de éstas) determinan el estilo narrativo de Murakami. Sus personajes masculinos también tiene esas peculiaridades, aislamiento e inestabilidad, o más bien, conciencia de la inestabilidad, lo cual les lleva a no considerar jamás nada como definitivo o perdurable. El protagonista de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo necesita recuperar la estabilidad del mundo, de su matrimonio, de la realidad. El de La caza del carnero salvaje debe reconstruir la realidad, encontrar un lugar donde asentar su nueva concepción del mundo. Y es en este sentido en el que La caza puede ser considerada alegórica en un aspecto social y cultural, en el de la necesidad de construir un nuevo entorno en el que desarrollar esas peculiaridades.
Insularidad.
Inestabilidad.