25/6/05

No se puede hablar de El club de la lucha.

El éxito y cómo digerirlo, como en La velocidad de la luz, es quizás el tema de Error humano una colección de artículos periodísticos escritos por Chuck Palahniuk, que por aquel entonces venía de hacerse famoso gracias a la adaptación cinematográfica de El club de la lucha, su primera novela.
No tengo suficientes elementos de juicio para hablar sobre el Palahniuk escritor, ya que sólo he leído Asfixia y he visto la sobrevalorada película protagonizada por Norton y Pitt.



Nada puede estar más alejado que la forma de enfocar el tema del éxito que las adoptadas por Cercas y Palahniuk. Aunque ninguno ha acabado de convencerme, definitivamente me quedo con el español. Gana por goleada literaria.
Sobre Palahniuk pesa, al menos en esta recopilación, el deseo de ser, o superar, a Hunter S. Thompson. Que lo consiga o no, no me parece que sea demasiado relevante. Lo importante es que Palahniuk, a pesar de entrevistar a celebridades locales y a alguna internacional, acaba hablando de él mismo. Sus entrevistas, en las que él prácticamente desaparece del escenario, son de una intrascendencia soporífera. Sólo cuando aparece Palahniuk como contrapunto o protagonista de las historias la cosa parece animarse. Así sabremos de sus problemas para digerir un éxito inesperado y, en cierta manera, peligroso por lo que supone aceptar las ideas nihilistas que propugna. Un hombre dispuesto a abrir la puerta de un avión en pleno vuelo debe asumir que lo extraño, lo estrambótico le asedie continuamente en la vida real, incluso disfrazándose de tragedia:

(Su padre que respondió a un anuncio de un periódico resultó asesinado por el ex marido de la mujer, quien mató a ambos y prendió fuego a la casa. El asesino) "Shackleford está en prisión, ha sido sentenciado a muerte, pero se sirve de las estratagemas legales que le enseñó su ex mujer, que era abogada y a la que él mismo asesinó, para presentar recursos que pospongan su ejecución durante décadas. Además, se niega a revelar la localización de varias bombas con ántrax que ha enterrado en zonas urbanas. Sostiene que estas bombas acabarán oxidándose y matando a miles de personas"



Pero El club de la lucha acaba siendo el tema principal, la novela, la película y las secuelas físicas y psíquicas que el éxito le produjo al autor.

(Aparte: David Fincher, el director de El club de la lucha, es uno de los directores que más detesto. Seven, Alien 3, The game, El club de la lucha... seguramente ya sabéis a que me refiero, a su incompetencia para mostrar con firmeza una impostura cinematográfica)

No creo que se pueda decir mucho más de un libro en el que el prólogo es más interesante que el resto del contenido.