18/4/05

Capítulo ocho

Debo muchas cosas a quienes leen El lamento de Portnoy. Pero como bien dice Iria, soy demasiado humano. Como esto no está diseñado para glosar mis penas sino para la reflexión literaria (ja) dejaré un pequeño apunte sobre el capítulo ocho del Quijote, un capítulo fundamental:

Hay invenciones literarias que se imponen a la memoria más por su sugestión verbal que por las palabras. La escena en que Don Quijote clava su lanza en un aspa de molino de viento y es izado por los aires ocupa unas pocas líneas en la novela de Cervantes; se puede decir que el autor ha invertido en ella un mínimo de sus recursos de escritura; no obstante, es uno de los momentos más famosos de la literatura de todos los tiempos.

Italo Calvino, Seis propuestas para el nuevo milenio, “Levedad”

Hay más en el capítulo ocho. Por ejemplo, otra de las imágenes tópicas-típicas del costumbrismo español:

“... dos frailes de la orden de San Benito, caballeros sobre dos dromedarios, que no eran más pequeños dos mulas en que venían. Traían sus antojos de camino y sus quitasoles”

(Nota: Investigar sobre el tamaño de los dromedarios)

Nuevo enredo de Don Quijote, nueva confusión realidad-literaria... y más golpes para Sancho. Aparece de pronto la figura del vizcaíno, que por de pronto parece entender la locura de Don Quijote y se enfrenta “caballerosamente” a nuestro hidalgo:

-¿Yo no caballero? Juro a Dios tan mientes como cristiano. Si lanza arrojas y espada sacas, ¡el agua cuán presto verás que al gato llevas! Vizcaíno por tierra, hidalgo por mar, hidalgo por el diablo, y mientes que mira si otra dices cosa.

(Nota: la “mala lengua castellana y peor vizcaína” del escudero es curiosamente comprendida por Don Quijote. Burla, supongo, pero, aún así... parece uno de esos ejercicios de deconstrucción del lenguaje que tanto me gustan)

De repente, la batalla se detiene:

“Pero está el daño de todo esto que en este punto y término deja pendiente el autor desta historia esta batalla, disculpándose que no halló más escrito de estas hazañas de Don Quijote, de las que deja referidas”

Fin del libro. Y solicitud del “segundo autor desta obra” sobre cualquier nueva referencia a las aventuras de Don Quijote.

¿Fin?