22/3/05

Un diálogo literario

Boris Grushenko, mientras espera ser ejecutado, recibe la visita de su padre:

¿Recuerdas a nuestro simpático vecino, Raskolnikov? Mató a dos mujeres.
¡No! Qué historia más desagradable.
Bobok me la contó. Se la explicó uno de los hermanos Karamazov.
Debía estar poseído
Bueno, era un adolescente...
¿Adolescente? Era un idiota.
Actuaba humillado y ofendido.
He oído que era un jugador.
Sabes, podría ser tu doble.
¿De verdad? Menuda novela





Love and death (La última noche de Boris Grushenko) 1975, Woody Allen

1 comentario:

Carlos Alvarez dijo...

Gracias, de verdad me fué útil éste diálogo, era justo lo que buscaba.