14/12/08

Una región ocultamente furibunda

Ahora somos parte de Una región ocultamente furibunda

21 comentarios:

Fuca dijo...

No sé por qué blogs anduvo paseando Javier Marías, está claro que no por el tuyo, amigo Portnoy; si así lo hiciera, tendría una visión más exacta de lo que ocurre en Internet. Seguramente hay muchos espacios virtuales en los que ocurra lo que denuncia JM, pero hay otros en los que aprendes, te informas y te diviertes. JM, al que le gusta tanto el cine y la literatura, disfrutaría leyendo tu blog, como lo hacemos todos los que transitamos por este lugar, aunque algunos apenas participemos. Un saludo.

Javier Moreno dijo...

Esta es la segunda vez que Javier Marías "aprovecha para navegar la web por primera vez en la vida". ¿No hay otro artículo de hace un par de años bastante similar donde confiesa lo mismo?

Pobre Javier Marías.

Por lo pronto, creo que es crucial crear el blog "Una región ocultamente furibunda". Ese nombre no se puede perder así sin más.

Portnoy dijo...

Lo cierto, Fuca, es que hubo un tiempo en que hablé muy mal de Marías y de Benet... ahora mismo me siento un tanto culpable... no sé, lo mismo me animo que me desanimo, ya sabes.
Javier, registra el nombre del blog, seguro que le encontramos utilidad algún día.
En fin, gracias por vuestros comentarios.

Javier Moreno dijo...

Una región ocultamente furibunda

Portnoy dijo...

jajajajajajaja

ya está en marcha

Vincent S. dijo...

A mí por lo general me encanta el tono gruñón de los artículos dominicales de Marías, pero el de hoy sobre el "internete" le ha quedado de un yayo que tira para atrás...
Me gustó el detalle de que cuando, según él, se conecta a internet por primera vez (o casi) en su vida, lo primero que hace, ante el inmenso mar de posibilidades que se le abre, es... buscar su propia página web.

El Viajero Solitario dijo...

Entiendo que tras una prospección azarosa del mundo de los blogs pudiera llegar a esa teoría. Es cierto que el número de blogs que merecen la pena visitar es mínimo en relación a los blogs existentes.
Pero esa afirmación es tanto como decir, después de haber visitado un stand de novedades de una librería cualquiera, que "asomarse a esa inmensa taberna que son las novedades editoriales y las librerías, en España, le hace tener a uno la sensación de vivir en una región ocultamente furibunda, en la que más vale no entrar, si es posible".
Un poco más de información es lo que le haría falta. Digo yo.

karlatone dijo...

Por otro lado, también resulta interesante que en esa primer visita o surfeo por la internet, Marías diga que en los blogs y foros en inglés la gente es más "civilizada", hacen preguntas inteligentes y aportan información valiosa, etc...¡jaja! No puede ocultar su amor por la lengua inglesa.

Un poco duro el Marías en su generalización. Genial que hayan abierto/apartado el blog "una región ocultamente furibunda" ¡jajajajajajajajaja!

saludos,

karla

Anónimo dijo...

Me declaro fan de UROF (y de la vista de Javier Moreno). Portnoy, he enlazado tu entrada en El Bosque.

Besicos.

Cristina dijo...

Soy Cristina, no me guardó el nombre. A ver si ahora...

Más besicos.

anónimo dijo...

Una región furibundamente oculta.

Porque no era necesario.

babel dijo...

A pesar del fallido contenido del artículo, sobre todo por su final (aunque hay que admitir que dice más de una verdad, y el que se pica, ajos come) Javier Marías es un escritor que admiro, con una calidad como pocos y que, al menos, no engorda el mundo editorial de novela consumista tan habitual en los tiempos que corren. Y alguna vez mete la pata;
eso, humano es.

Saludos!

Petrusdom dijo...

En algunos escitores "profesionalizados", remunerados, veo como un desdén hacia el mundo "blogeril" que como todo en este mundo hay de todo.
Pero lo más preocupante es leer al Académico Sr. Marías esa descalificación tan pobremente argumentada.
Seguiremos trabajando.
Saludos y felicidades por su excelente trabajo.

Mais il faut travailler dijo...

Damas y caballeros: muy buenas noches, saludos cordiales y felices fiestas.

Por otra parte, no sabemos lo que no diría Nick Harwitt sobre este asunto...

Otro Sin Castillo dijo...

Al final la puerta está abierta y afuera nieva...pedanti jm

Blumm dijo...

Rabia.
¿Cuántos años tiene Marías?
Su artículo rezuma elitismo, mejor, clasismo, porque según él están los que escriben -por manía- con una lettera 32 -como yo hacía- y los que escriben con ordenador. Después están los nostálgicos, los que escriben de puño y letra. Son éstos los que bien podrían criticarlo a él por usar una máquina.

Ejemplos, a kilos: es como el que tiene que recorrer 100 km y pudiendo ir en coche va en bicicleta. Es como guardar el gorrito de lana que te hizo tu abuela cuando naciste para usarlo ahora como monedero. Yo sigo usando el gorrito de mi abuela porque me hace más hombre, más intlectual, más genuino.

Marías, sólo él y otros tantos son los genuinos, los auténticos.

Quizás -yo me excluyo- se sientan con el Quijote en el excusado. Todo por lo auténtico.

Esta ha sido de arena.

PD: Suene a trueno lo que escribo: la prosa de Marías sólo vale en sus artículos. En sus novelas, qué queréis que os diga. Tanta autenticidad...

Anónimo dijo...

Pues para haber navegado solo 4 horas por la red mira que le ha cundido su opinión sobre el mismo. Porque me parece totalmente presuntuoso por su parte creer que por ser novelista y articulista puede opinar de algo con tan poca "investigación".

Portnoy dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios.Comparta o no vuestras opiniones parece que la reacción que ha suscitado en la red el artículo de Marías es bastante relevante.
Lástima que no vaya a enterarse.
Repito, muchas gracias y un saludo.

LEO MARES dijo...

Lleva razón en algunas cosas y en otras no. Lo que para mí está claro es que le ha faltado documentarse mejor (muchos blogs como este tuyo contradicen su artículo día a día). Yo me he encontrado muchos blogueros como los que él critica, eso sí, e imagino que os pasará a todos lo mismo. El error ha sido generalizar, como siempre. Además no se si se habrá dado cuenta Marías de que él mismo se convertía con su artículo en uno de esos "odiadores, amargados y venados" que tanto le disgustan (a mí también). ¿Acaso no es lo que hace él en sus artículos de El País Semanal, los cuales sigo religiosamente como quien va a misa cada domingo? Es lo malo que tiene obligarse a escribir cada semana en un periódico o suplemento (que me parece muy legítimo, por supuesto, porque los escritores vivimos, o lo pretendemos, de escribir):a veces se acierta y a veces se desbarra. Y esta vez Marías desbarró.
un abrazo, Portnoy

Anónimo dijo...

Esto no puede ser. Por culpa de uno o de otro llevo todo el día pensando en los del Frente Furibundo Martí, que ya hasta el fin de mis días asociaré a Marías. Por pereza me metí y perezosas son las consecuencias...

En fin.

Lector Iracundo dijo...

Pues yo no soy furibundo, soy iracundo; lo que no entiendo es por qué le extraña a Marías que alguien pueda ponerlo a parir a él o a su obra.