21/11/06

Escritores con K, escritores con B

Gracias a Subal estos días estamos descubriendo a Jordi Bonells un escritor (¿francés? en francés) que se inventa, en un ejercicio nabokoviano, a sí mismo como personaje, lo cual le permite expresar su "opiniones contundentes".

Los escritores con "K" (Kafka, Kundera, Keats, Kleist, Kerouac, Kipling, K(C)onrad, Tadeus Kantor...), forman una familia muy distinta de los escritores "B" (Borges, Benet, Bernhard, Baudelaire, Broch, Bove, Brecht, Bashó, Buson, Bellow, Balzac, Ingebord Bachman...). Pero entre "B" y "K" hay puentes, lazos, solidaridades subterráneas o no subterráneas.

En La sègona periferia, concretamente aquí y aquí podréis encontrar algún fragmento del autor (en castellano) y sabrosos comentarios de Subal (en catalán).
También es posible leer una entrevista promocional de su última obra, La segunda desaparición de Majorana, publicada por Funambulista (ambas, novela y entrevista) en el que Bonells da su particular visión de la literatura actual:

En cuanto a Bolaño, del que todos hablan, me parece sobredimensionado. Los detectives salvajes es una fabada que acaba planteándote problemas digestivos. Pero tiene algunas novelas más «modestas» magníficas como la Monsieur Pain o La literatura nazi (muy original) o Estrella distante o Nocturno de Chile. Pero las novelas sobre escritores me hartan un poco en general.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder, señor portnoy, me honora en demasía!!

Releyendo la entrevista, descubro un guiño irónico en Bonells; "Pero las novelas sobre escritores me hartan un poco en general."

jejeje; léanse "Esperando a beckett" y descubrirán otra novela sobre escritores!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Enérgica y estupenda entrevista. A pesar de algunas boutades -Bolaño y demás- retrata con precisión, sinceridad y terrible franqueza la maquinaria editorial española.
Leí en su momento el libro de Sciascia, una maravilla, y parece que este libro tiene mucho de "falsa investigación", con aquello de la supervivencia del físico en ARgentina. En todo caso interesante, muy interesante novela.
Eso sí, a uno que empieza en esto de la literatura, le desanima mucho saber que su apellido empieza por M. Qué se le va a hacer. Quizás estemos destinados a otras empresas, quién sabe, pero mucho futuro en la literatura, según Bonells, no hay para uno.

Un abrazo.

Valdecuélabre dijo...

La entrevista no tiene desperdicio. Vaya repaso que le ha dado al panorama editorial español.

Diego Zúñiga dijo...

Leí la entrevista. Notable. Además de no concordar con lo de Bolaño, resalto algo: Adolfo Couve: escritor chileno, que primero se dedicó a la pintura y que luego comenzó a publicar. Tiene una obra breve, (no más de 500 páginas), pero es espléndido. Como es pintor, sus descripciones son maravillosas. Recuerda al mejor Flaubert, pues Couve es un realista neto, aunque también un tipo que juega con una vanguarida que aún nadie entiende, creo.
Hay que leerlo. Fue un tipo melancolico y depresivo. Se suicidó, hace un par de años, colgándose en su casa en la playa.
Chequénlo.
Saludos.

aberron dijo...

Cada día me gusta más este blog, enhorabuena señor Portnoy! Muy interesante.

Portnoy dijo...

Nada, nada, Subal... ¿cómo era aquello? ¿Todo en exceso o al contrario? En fin, a cada quien lo suyo, super. ;-)

Miguel Ángel el caso es lo que buscas en literatura. Por ejemplo, sobre Muñoz Molina podemos decir muchas cosas, pero no se puede negar que como escritor vive la literatura (y de ella). Por mucho que le podamos criticar, siempre he admirado la tenacidad, la coherencia y la, digámoslo así, fe, con que Muñoz Molina escribe. Tu ni caso, eso de la M es como lo de pasar por debajo de las escaleras.

Y en cuanto a lo que decís, tu y Valdecuélabre, sobre el varapalo al panorama editorial español... ¿no es curioso que Bolaño hiciese algo parecido en Los detectives salvajes? Bueno, como Bonells no la terminó no lo sabe.
De todas formas estoy de acuerdo con las críticas. Supongo que eso nos hará mejorar (qué ingenuo)

Gracias por la recomendación, Diego. Couve queda apuntado.
Y gracias Aberron. Siempre estamos por aquí.
Un saludo