29/9/06

El quinto tema

Roberto Bolaño en una entrevista a El Mercurio, noviembre de 1998:

Borges ya dijo que en la literatura existían cuatro temas. el amor, los viajes, la muerte y el laberinto. Incluso viajes y laberinto podrían confundirse. Y luego está el quinto tema, que no se sabe muy bien cuál es, que se asemeja a una habitación vacía de la casa, que desconocemos dónde está y que tampoco consta que esté vacía. Tal vez está llena de vivos o de cadáveres. De ahí que un escritor acabe una obra que es recomenzada por otro. Es el destino de la tribu humana.
De Bolaño por sí mismo

11 comentarios:

Berlin Smith dijo...

Quizá por eso queremos tanto a Bolaño...

Sergi Bellver dijo...

Tal vez el quinto tema no sea cosa distinta que "el deseo de ser otro".

Feliz fin de semana.

Gabriela dijo...

Estoy a la espera del laberinto...del Fauno.
Un abrazo, Portnoy.

Raccord dijo...

Jajaja eso me recuerda a otra clasificación de historias, que lo simplifica aún más: Hombre contra otro hombre, hombre contra la sociedad y hombre contra sí mismo. Que bueno era Bolaño

vernon dijo...

La venganza, claro... empecemos a contar cuántas hay.

Portnoy dijo...

Pues no sé... yo reduciría todos los temas a uno, el regreso, pero lo que me fascina es la imagen que nos deja Bolaño: una habitación vacía, que no lo está, que no sabemos dónde está, y que hay vivos y muertos... el otro día soñé con esa habitación, soñé con ella antes de oir a Bolaño hablar de ella. Volvía una y otra vez a la habitación, del futuro o de la consciencia, no lo sé, había que dejarlo todo tal y como estaba, antes... no es El ángel exterminador... ¿antes de qué?... ah, sí, había un cadaver y un envoltorio de tableta de chocolate y un cromo pegado a ella...
En fin, muchas gracias por vuestros comentarios.

Garbo dijo...

Creo que quizás el quinto tema sea como aquello que hay detrás de la ventana, algo incognoscible y, justamente por ello, inmensamente apasionante. Algo que hace del hombre un eterno detective salvaje, en busca de lo que se sabe irremediablemente perdido.
Tu blog es muy interesante, procuraré volver.

Shangri-la dijo...

Hoy, 2 de octubre de 2006, zarpó de puerto desconocido una embarcación sin bandera que la identifique: SHANGRI-LA. DERIVAS Y FICCIONES APARTE.

Anónimo dijo...

¡Qué grande este parágrafo!

Portnoy dijo...

Gracias Grushenka, vuelve siempre que quieras, esta es también tu casa... ¿somos los lectores detectives salvajes? tal vez desde la perspectiva de que construimos el mundo a partir de fragmentos que otros han escrito, seguramente sí... además ¿qué lector puede resistir el enigma de una habitación cerrada e inexistente?
Gracias por el aviso, Shangri-la.
Subal, sabía que el texto haría que te asomases por aquí: Salut, company.

Anónimo dijo...

La pieza vacía? El cuarto donde se oculta lo ignoto, lo no oído, lo no visto...