2/6/06

Príncipe de Asturias de las Letras 2006

Este tipo de noticias suele repetirse insistentemente por la red, así que no quería dejar ninguna nota al respecto. Aprecio a Auster y su obra, pero la concesión del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2006 me ha chocado porque, en mi ignorancia, no suponía que ciertos valores tuviesen tanta importancia a la hora de conceder un premio. Según aparecía en la crónica del 1 de junio de El País, firmada por J. Cuartas, Paul Auster (...)

(...) Había sido propuesto en varias ocasiones. Pero tampoco lo tuvo fácil esta vez. Cinco autores [Auster, Philip Roth, Amos Oz, Juan Goytisolo y Antonio Lobo Antunes] se mantuvieron con mucha fuerza como candidatos al galardón. Pero fue la opción de Roth (...) la que capitalizó un fortísimo apoyo en un muy amplio sector del jurado. La dificultad o imposibilidad para que (Roth) pudiera viajar a Oviedo en octubre a recoger el galardón debilitó in extremis sus posibilidades frente a la otra gran opción favorita, la de Auster, que ganó por mayoría.

Además de la excelencia literaria por la que a Auster se le ha concedido el premio y las cualidades que destaca el jurado ("la renovación literaria que ha llevado a cabo al unir lo mejor de las tradiciones norteamericana y europea, innovar el relato cinematográfico e incorporar a la literatura algunas de sus aportaciones") debe tenerse muy en cuenta la disponibilidad del premiado a recibir su premio.

24 comentarios:

La lentitud... dijo...

Sí, no dejan de ser curiosos determinados valores a la hora de conceder un premio como este. ¿Qué tendría que hacer inexcusablemente Philip Roth que le imposibilitaba viajar para recoger el galardón?
No voy a ser yo quien ponga en duda las excelencias literarias de Paul Auster y que son evidentes (podría pagar el atrevimiento con que me desplumaran sin compasión), pero sí me atrevo a dejar constancia de mi asombro al leer que se le concede también el premio por "innovar el relato cinematográfico e incorporar a la literatura algunas de sus aportaciones." Lo más probable es que mis facultades intelectuales (si es que alguna vez las tuve, cosa que seriamente dudo) estén ya muy mermadas, pero no veo la innovación del mencionado relato por mucho que lo busque en las co-direcciones con Wayne Wang de "Smoke" y "Blue in the face" y en la propia dirección de "Lulu on the Bridge". Un saludo.

Gabriela dijo...

Así es, lentitud, el propio Auster declaró su asombro ante esta afirmación del jurado. Dijo que su obra es absolutamente anticinematográfica. Bueno, el caso es que se lo han dado. Yo lo veo un premio muy merecido, creo que Auster es uno de los grandes narradores actuales. Yo tampoco pensaba publicar nada al respecto, Portnoy. Mejor reseño su Brooklyn Follies cuando tenga tiempo de leerlo. Ya tengo el libro, ahora me falta todo lo demás.
:-) Saludos.

j. dijo...

Esos premios... ahí se ve el nivel de calidad que manejan.

"¿Qué tendría que hacer inexcusablemente Philip Roth que le imposibilitaba viajar para recoger el galardón?"

Yo no creo que a P.R. le guste mucho irse de paseo por Europa a darse abrazos con reyes, reinas y cortesanos. El viejo es cascarrabias y reclusivo.

Portnoy dijo...

Yo imagino a Philip Roth un tanto antisocial, en plan Zuckerman aunque un tanto suavizado quizás... no creo que sea demasiado amigo de los eventos sociales.
Vive en una cabaña en un bosque... ¿o ese es Zuckerman? En fin, hay una buena frase al respecto en La lección de anatomía, pero me la reservo para el post que preparo.
Un saludo y gracias por vuestros comentarios.

Natalia Book dijo...

Estoy de acuerdo. No se debería dar un premio teniendo en cuanta la disponibilidad del premiado para asistir a la ceremonía. Pero me da la impresión de que estos premios se están convirtiendo en algo que lo que más importa es el espectáculo y la retransmisión por tv y la repercusión social. No hay más que ver la lista de últimos premiados. Aquí en Asturias se corrió la voz de que el premio hubiera sido para Bob Dylan, antes incluso que para Roth, pero Bob tampoco hubiera venido a por el premio, así que no se lo dieron De todas formas no quiero quitarle ningún mñerito a Auster, todo lo contrario.

Anacrusa dijo...

Pero... Allen no fue a por su Óscar porque tenía que tocar el clarinete en su antro de siempre y se lo dieron.

¿Qué tiene que ver el culo con las témporas?

Laura Diaz dijo...

Sinceramente, pensaba que se lo habian dado por su obra y punto, que, no dudo la merece. Este dato que Roth no lo gano por no poder viajar a Oviedo en octubre me deja sin palabras. Y por ese motivo no dire nada mas.

Portnoy dijo...

Me he limitado a recoger un aspecto de la crónica que apareció en El País precisamente por el absurdo que implica. No sé cuales son las fuentes del periodista, J. Cuartas, pero supongo que una afirmación como esa debe partir de fuentes muy bien informadas, es decir, de miembros del propio tribunal.
Uana vez elaborada una primera criba de autores y seleccionados cinco por su excelencia literaria ¿quién se atreve a decir cual de ellos es mejor? ¿Paul Auster, Philip Roth, Amos Oz, Juan Goytisolo o Antonio Lobo Antunes? ¿De verdad hay alguien que se atreva a destacar a uno de ellos por razones estrictamente literarias de los otros? Si estamos de acuerdo, concluiremos entonces que las razones para premiar a uno de ellos por encima del resto de candidatos obedecerá a cuestiones subjetivas. Lo que nunca podía imaginar es que se tratase de disponibilidad.
Me parece paradójico, gracioso, absurdo.
De alguna forma me gustaría que Zuckerman supiese por qué en esta ocasión no le han premiado. Seguro que Roth sabría emplear la información literariamente.
:-)
¿Algún voluntario para traducir al inglés el post y sus comentarios y mandarselo a Philip Roth?

La lentitud... dijo...

No seré yo quién se atreva. Está claro. Además no he leído nada de Amos Oz y me considero un mal lector de Antonio Lobo Antunes. De los tres restantes, a pesar del especial aprecio que tengo de la obra de Juan Goytisolo y del no menor aprecio, aunque no tan especial, de la de Paul Auster, mi subjetividad se manifiesta con cierta contundencia, disponible o no disponible, por Philip Roth.
Sí, sería interesante saber lo que piensa Zuckerman de todo esto.

Alvy Singer dijo...

"The Inner Life of Martin Frost" ahí está la respuesta. Pero entre los dos norteamericanos candidatos, yo me decanto por Roth porqué he leído más de él y porque me urge más que Auster.

Pero luego están Lobo Antunes y el resto. Aunque estrictamente Portnoy ¿que opinión le merece la obra de Auster?

Y otra cosa... ¿No cree que los premios literarios como estos realmente son más absurdos? Todos los citados tienen estilos y obras que prácticamente no se pueden juzgar y comparar. Así que.... lo dicho: Borges perdió su Nobel por no ser políticamente correcto, y Auster lo ganó por estar geográficamente correcto.

¡Un saludo!

Portnoy dijo...

Así son las cosas... al final todo este tipo de distinciones son tan subjetivas que empiezan a parecerse a una especie de sorteo anual sin demasiado sentido.
Sí, debería escribir algo sobre Auster, de quien he leido casi todo, pero del que sigo prefiriendo su Trilogía de NY.

(Respecto a Kepesh, Alvy, me temo que lo que sé es más bien poco)
Saludos

Memphis Blues dijo...

Como asturiano, aunque no se si eso es relevante, me gustaría recordar que el hecho de que fuera obligatoria la asistencia a la ceremonia de entrega de los premios para su concesión fue debida a las sucesivas ausencias de varios premiados, y creo que fue a partir de la ausencia del ciclista lance Amstrong a la entrega del premio cuando se tomo la decisión de asistencia. El hecho es que este premio está muy arraigado en Asturias, sobre todo en sus primeros años, y la sociedad asturiana tomaba como una afrenta el hecho de que alguien se negase a venir a recoger el premio.
Pero sigo creyendo que la principal causa es la mediática.

Portnoy dijo...

Bueno, Ángel, te reto a que salgas a la calle Uría y preguntes a algún ovetense al azar quienes fueron premiados el año pasado. Me unen muchos lazos personales con Asturias como para no reconocer la importancia que tienen esos premios y lo orgullosos que os debéis sentir al saber que esos premios trascienden los límites del Principado.
Premiar a los Gates, a Almodovar, a Woody Allen o a Auster tienen un objetivo más mediático que de reconocimiento a una labor... ¿alguien duda de los méritos de Almodovar, de Allen de Auster? (a los Gates los dejamos aparte por respecto a Melinda Gates)
En fin, parecen que este tipo de premios actuan como la pescadilla que se muerde la cola, o la anfisbena si queremos ser más borgianos, no tienen más sentido que el otorgarlos.
¿No hubiese sida más arriesgado un premio de las artes a... Nacho Vegas, por ejemplo?
Un saludo

Memphis Blues dijo...

Tienes razón, salvo unos pocos premiados (normalmente los deportistas, cineastas, escritores...) no se conoce el resto de los premiados. Nada más lejos de mi intención que quitar mérito a los premiados (Auster, aunque también Roth, están entre mis escritores contemporáneos favoritos y Almodovar, junto con Meden, es mi director español preferido). Sus premios son merecidísimos y nunca estuve tan de acuerdo con unos premios como con los de este año, en lo que respecta a estas dos categorías. Pero ¿qué me dices del premio a la autora de Harry Potter, por ejemplo, o incluso a Bill Gates?
Por otra parte, yo puedo ser ese ciudadano al azar al que mencionas y lo reconozco. No recuerdo quienes fueron la mayoría de los premiados.

Gabriela dijo...

Yo recuerdo con especial cariño el premio que concedieron a Edward Said y a Baremboim (ex aequo) y más por Said. Un día tengo que escribir sobre alguno de sus libros. Ya me fui por las ramas... A mí, la verdad, me emocionan estos premios. Ya sé que resulta ingenuo, pero en un mundo como el nuestro, en que la noticia del premio concedido a Auster se quedó en el cajón cerrado porque se murió la muy respetable cantante Rocío Jurado, la verdad, que existan estos premios, y aunque sea una bobada, a mí me conforta.

Alicia Liddell dijo...

Los dichosos premios han sufrido ya varios desaires por parte de los premiados. Por ejemplo, Carl Lewis no fue alegando que había perdido el pasaporte y algo similar adujo otro premiado.

Me imagino que la organización trata de amarrar la asistencia de los galardonados para dar lustre a la ceremonia y no duda en conceder el premio a aquel que haya garantizado su presencia.

Es un motivo tan aberrante como la concesión, el pasado año, de dicho premio en su versión deportiva al antipático ése de la F-1, cuando desde luego había candidatos mucho más meritorios, bien por sus hazañas deportivas, bien por lo anterior y su dedicación a la ayuda a los desfavorecidos.

En fin, además habrán tenido en cuenta el antecedente de Elfriede Jelinek en el Nobel ...

Portnoy dijo...

Alicia, lo de Alonso era cantado... no dárselo al asturiano más famoso del momento sería casi suicida (por cierto, Ángel... ¿lo tiene Gonzalo Suárez?)
En fin, si una de las condiciones del premio es recogerlo la cosa se complica, sobre todo cuando no recogerlo (Beckett, Sartre...) tiene tanto significado.
Y sí, Gabriela, ha habido premios merecidos, nadie lo duda... lo malo es mezclar méritos, disponibilidad y actualidad. Tu tienes pendientes comentarios sobre Said, yo sobre Auster...un día de estos, seguro :-)

En fin, todos estamos más o menos contentos por Auster, y la polémica, Auster-Roth, seguramente no irá más allá de estos comentarios.
Pero muchas gracias por todos ellos.
Saludos

Memphis Blues dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Al fin y al cabo cada juego tiene sus reglas y cada premio sus normas, y los que quieran jugar tienen que seguirlas. He ido a la web de los premios para recordar quiénes habían sido los ganadores de años anteriores y me he llevado unas cuantas sorpresas. No he visto a Gonzalo Suárez. Espero con ansiedad esos comentarios sobre Said y Auster.
Un saludo

Laura Diaz dijo...

Hace algun tiempo, un amigo me recordo que los premios no siempre se otorgan en base a justicia, lo que significo un nuevo golpe para mis ideales, y mi decision suprema de no "madurar", esto es, de no adaptarme a ciertas facetas de esta sociedad.

Entiendo si, que las reglas del juego estan para que uno las tome o las deje, pero quien puede asegurar que Roth(o que Auster) aceptan las del premio P de Asturias?, sobre todo cuando recien, en esta edicion, tomamos conocimiento que la "disponibilidad" para asistir a una ceremonia es un elemento determinante.

Auster es un excelente escritor, pero Roth es Roth. Si bien el tiempo no tendria que definir nada (que dejamos sino para las nuevas generaciones?) la trayectoria si.

Sigue en pie traducir los comentarios para ser enviados a Roth?

Desde Oxford, Mississippi, tierra de Oxford

PD.Disculpen mi ausencia de tildes, este teclado en ingles me esta dando algunos problemas.

Laura Diaz dijo...

Me paso pidiendo disculpas>
1.la falta de tildes
2.la repeticion de mi comentario (sera el calor sofocante de este rincon del mundo?)
3. Oxford, Mississippi, claro que es tierra de Oxford, pero quise decir de FAULKNER, con su casa renovada en el 2005

Portnoy dijo...

Bueno, Laura, la 2ª está subsanada pero es lo único que puedo hacer.
Gracias por la visita y por el comentario...
...y por el ofrecimiento para lo de la traducción y tal... pero, ¿crees que a Roth le puede importar lo que hablamos aquí?
:-)
Un saludo

Sergi Bellver dijo...

¿Y a los autores? ¿Conmocionó la vida de P.Auster la notificación del premio o se enteró de la magnitud de ese galardón cuando supo de las prebendas? ¿Se le otorgó porque Portugal -donde rodaba el escritor- está, a pesar de la espalda ibérica y la tirria de Pessoa por la inoperancia de los telegrafistas españoles, a un tiro de piedra de Asturias? ¿Socavó el corazón de P.Roth la lacerante negación de su candidatura por cuestiones de ubicuidad? Y más aún... autores como ellos, consagrados, reconocidos, ¿conservan intacta la capacidad de emocionarse ante la carta de un lector anónimo que haya comulgado con su obra? ¿O la de un grupo de viciosos de las letras que hayan traducido una lista de comentarios?

La vida literaria es la fuga constante de las certezas ante nuestras manos de humo.

Qué ignorante soy.

Portnoy dijo...

No sé, Sergi, supongo que de estas cuestiones se encargan los agentes literarios de cada escritor... los autores están muy ocupados desmenuzando la realidad para devolvérnosla a los lectores para que podamos maravillarnos.
Gracias por tus comentarios, este y el de Imamura.
Un saludo

Laura Diaz dijo...

No sé si a Roth puedan importarle nuestros comentarios. Sé que a algunos escritores sí, y me parece fascinante que así sea. De todas formas no fue esta servidora quién lanzó la idea de traducir.