5/11/05

Cronenberg contra Hollywood

En el programa número 259 de Redes, Eduard Punset entrevistó a David Cronenberg poco después de estrenada su película Spider.
La entrevista es bastante amena y se puede encontrar donde se suelen encontrar estas cosas.
Me interesa especialmente la parte final del programa, cuando Punset le pregunta si comparte la idea de Greenaway de crear una obra cinematográfica en la que sólo cuenten las imágenes. La respuesta de Cronenberg, en la que deja clara su admiración por Greenaway es interesante desde el punto de vista de lo que solemos tratar por aquí:

Si pensamos en la tradición oral de la poesía.. cuando no había literatura escrita pero sí grandes sagas que se trasmitían oralmente... ¿cómo se llegaba a memorizar todas esas cosas?... era gracias a la repetición y al hilo narrativo y al relieve de los personajes.
Creo que parte de la inteligencia humana... de nuestra capacidad intelectual está relacionada de algún modo con lo narrado.
También yo he hecho experimentos, he forzado las cosas hasta ciertos límites, he protestado contra Hollywood porque creía que había que hacer otras cosas, porque su narrativa es tan simple que acaba siendo engañosa, falsa. Pienso que hoy es imposible hacer una gran película en Hollywood (...) esa es la parte negativa de lo narrativo, que puede estorbar lo que estás intentando explicar.



Hay una parte de la literatura que tampoco puede prescindir de lo narrado, y es posible que esa supeditación, implícita en el mismo nombre de la narrativa, condicione y, en cierta manera, hay estancado el género desde hace muchos años. Quienes se mueven en el terreno de lo poético gozan de mayor libertad respecto a lo narrado... ¿es posible que sea esa la dirección a seguir? ¿una prosa poética que prescinda de la narración? ¿es lo que pretendía Joyce con su Finnegan’s Wake? ¿una obra en construcción sin principio, sin final, sin argumento? Pequeños fragmentos de nada.
Después de ver Una historia de violencia la entrevista con Cronenberg es bastante informativa, no solo en cuanto a la idea de violencia fílmica del director, que aparce en la entrevista, si no a esta imposibilidad de librarse de lo narrado que le hace entregarse totalmente (a lo narrado o a Hollywood, no lo tengo claro aún)