18/3/05

Adaptation. El ladrón de orquídeas

P: ¿Qué te ocurrió cuando te encargaron adaptar El ladrón de orquídeas, de Susan Orlean?
R: Pasé realmente el peor momento de mi vida. Hubo días verdaderamente jodidos. Me fascinó la originalidad del libro, la búsqueda de Orlean en los pantanos sureños de Jean Laroche, el tipo obsesionado por la orquídea perfecta… Pero la complejidad de la estructura narrativa de la historia me volvió directamente loco. Esa locura me impidió escribir un solo folio en cinco meses.





P: ¿Cómo te desatascaste?
R: Se dieron dos factores fundamentales. Primero, creo que los productores pensaron seriamente en prescindir de mí cuando sobrepasé tres fechas de entrega. Y segundo, mi hermano Donald, que me ayudó aportando distintas ideas. Por ejemplo, me dio la de darle un giro a la historia y seguir adelante incluyendo mi propio laberinto creativo. Así que escribí la historia de mi incapacidad, le incluí a él, claro, e inventé la historia de amor y psicotrópicos entre Susan y Laroche, un tipo con una patología, la obsesión por clonar una orquídea perfecta, y una pasión, la horticultura.
P: ¿Cuál fue la mejor sugerencia de Donald?
R: Muchas. Sobre todo, contar mi historia e incluir la canción Happy Together.




Extraído de una Entrevista a Charlie Kaufman y Spike Jonze

Charlie y Donald Kaufman fueron nominados en el 2002 al Oscar al mejor guión adaptado, lo cual no deja de ser una maravillosa contradicción más que añadir a la película (nominar a un personaje, Donald Kaufman, por el guión no de la novela The Orchid Thief, sino por el del intento de adaptación de esa novela)
De los recursos literarios empleados por el cine, la metaliteratura constituye uno de los más escasos: Siempre debe referirse a la propia elaboración del filme, lo cual resulta bastante extraño, y por supuesto, poco comercial. Ni aún las películas sobre películas (Dos semanas en otra ciudad, La noche americana, Vivir rodando...) alcanzan ese grado de metaliteralidad que Kaufman ha logrado con sus dos guiones más célebres, Being John Malkovich (1999) (Cómo ser John Malkovich) y Adaptation. (2002) (Adaptation. El ladrón de orquídeas)
No voy a desvelar nada sobre la película para aquellos que no la han visto. Basten las palabras del propio guionista para que puedan hacerse una idea de por donde van los tiros.
Aquellos que han gozado viendo esta película seguro que entienden el laberinto en que se sume el espectador tras la proyección. Yo destacaría un aspecto bastante interesante del filme que seguro que habéis captado también: De qué manera la historia se "degrada" (y me refiero a la originalidad)cuando vemos lo que Donald añade a la película, en comparación con lo escrito por Charlie. La lucha, la desigual pugna entre el cine comercial y aquel otro cine que pretende alejarse de los caminos comunes.
Y a todo esto, ¿es Adaptation una película comercial?
Esperemos que el dúo formado por Spike Jonze y Charlie Kaufman nos den más películas como las que hasta ahora han firmado juntos.

3 comentarios:

Romina Avantt dijo...

Hola, mi nombre es Romina y soy parte del staff de la revista AVANTT (http://www.avantt.magzine.com.ar).
Te escribo por el siguiente motivo: Nos encantó tu reseña acerca de Adaptation; nuestra revista editó una nota sobre Charlie Kaufman(http://www.avantt.magzine.com.ar/1/charlie%20kaufman.php) y nos gustaría que pases a leerla y nos ayudes a difundir la obra de este genio del cine.


Desde ya muchas gracias y te invitamos a pasar por nuestra revista.
Un abrazo.

http://avantt.magzine.com.ar
http://riotzine.com.ar

Romina Avantt dijo...

Si te interesa comunicarte con nosotros nuestro mail es avanttmagazine@hotmail.com

:)

Anónimo dijo...

Aca les dejo otra lectura de la pelicula Adaptation:
http://cinebug.wordpress.com/2010/10/13/adaptation-spike-jonze-ladron-de-orquideas/